Opinión | Con eco

Bernar Freiría

Trincheras

«A estas alturas, parece que no conseguimos ponernos de acuerdo en torno a unos cuantos hechos palmarios de nuestra historia. Bueno. ¿Y si inventáramos unas cuantas mentiras aceptables para todos? ¿Y si conviniéramos en que el golpe de Estado de 1936 lo organizaron los finlandeses?». Enric González, periodista

Busca uno información en la prensa y se encuentra trincheras. Sea la reciente sentencia del Tribunal Constitucional, sea la Ley de Memoria Democrática, la gestión de la pandemia, la renovación de los órganos de gobierno judicial o cualquier otro asunto en el que confronten Gobierno y oposición, las informaciones (y no digamos nada si se trata de opiniones) nos ofrecen un panorama radicalmente diferente según la trinchera que escojamos. Y lo peor es que ambas se expresan con una autoridad apabullante. «Esta es la verdad» parecen gritar. Y se trata de dos verdades irreconciliables. Por eso, se entiende la cínica idea de Enric González. Inventémonos alguna ficción inocua en la que podamos estar de acuerdo y convirtámosla en verdad para todos.