28 de diciembre de 2020
28.12.2020
La Opinión de Murcia
En el recuerdo

Inmortal Juan Rita

"Su tránsito por este mundo nunca quedará en el anonimato; sigo pensando en nuevos proyectos de edición que contribuyan a engrandecer su leyenda de extraordinario aguilandero y trovero"

27.12.2020 | 20:24
Inmortal Juan Rita

Tío Juan, tal como te prometí, una mañana de domingo he aplicado la intención de la misa celebrada en la Ermita Vieja en sufragio por el eterno descanso de tu alma, en la que los auroros de Santa Cruz te cantamos la salve a San Juan Bautista. Ya sé, porque me lo dijiste en una de aquellas muchas comidas que compartimos en el Club de Tenis de Totana, que el canto religioso de los auroros no te gustaba. Quería recordarte los buenos momentos que pasamos en las largas, tranquilas y amenas conversaciones en las que tratabas de lo humano y lo divino, del aprecio de la gente, de los muchos compromisos surgidos tanto con tu entrañable Cuadrilla de Aledo en la que actúa de fiel escudero y nieto artístico, Javier Andreo Cánovas, ahora ilustre y muy competente alcalde de la Villa de Aledo.

También eran muchas las veladas troveras a las que acudes con tus inseparables y leales amigos en el trovo como José Antonio Guerrero Gémez ´El Andaluz', Pedro López Sánchez ´Cardoso I', Pedro López Gregorio ´Cardoso II' y Francisco Javier Nicolás Fructuoso ´El Floristero'. Fueron momentos en que ajenos a la presión de las actuaciones y de los continuos y entusiastas saludos de personas que se te acercan a decirte unas palabras siempre amistosas y que con tanta paciencia atendías a pesar del suplicio que suponía mantenerte en pie. Igualmente, te quería recordar el impacto que me produjo conocerte en la distancia corta de una entrevista que te hice en tu casa de Totana, la que compartías con tu hijo Antonio, el 5 de enero de 2006; iba acompañado de un amigo común, Fulgencio García Ros y estaba preparando la edición del libro Auroros y animeros de la Región de Murcia. El libro se presenta en 2007 en la colección del Fondo de Cultura Tradicional que publica la Hermandad de Nuestra Señora del Rosario de Santa Cruz, la de los auroros locales. A partir de entonces tu quehacer como improvisador poético queda reflejado para siempre en este mismo fondo editorial y en el blog corporativo.

Se me ocurrió que era urgente por tu avanzada edad editar un libro autobiográfico completando la pequeña edición de 1993 titulada Juan Tudela Piernas Tío Juan Rita. Poesía popular de Juan Francisco Otálora Tudela. Así publicamos en 2010 Memorial del trovero Juan Rita, cuando ya habías cumplido los 98 años, siendo entregada su recaudación íntegra de 10.470 euros a la Asociación Española Contra el Cáncer.

Ese mismo año de 2010 fuiste invitado a colaborar en el libro disco de Iván López Navarro y Pablo Díaz Moreno Manual del buen trovero, siendo emparejado con el trovero Ginés Cerezuela acompañado de la cantaora Isabel Nicolás y a la guitarra por Mercedes Luján. Posteriormente, los auroros de Santa Cruz adoptan el acuerdo de hacerte en la celebración de tu centenario, en 2012, un regalo muy especial, Los amigos de Juan Rita, una pléyade de dieciséis guías o guiones de cuadrilla que mantienen contigo un simpático duelo poético, siendo estos los siguientes: Javier Andreo Cánovas (Aledo), Pedro Cabrera Puche (Las Torres de Cotilas), Andrés Abellaneda Hernández (La Hoya), Pedro Miñarro Quiñonero (Torrecilla), José García Sánchez ´José de Paco' (Purias), Bernardo David Pérez Martínez (El Esparragal), Pedro Sánchez Moreno (Aguaderas), Emilio del Carmelo Tomás Loba (Patiño), Iván López Navarro y Nicolás Galiano Mondéjar (Cuadrilla de Auroros de Lorca), Juan Álvarez Lorente ´El Banana' (Barranda), Pedro López Sánchez ´Cardoso I' y Pedro López Gregorio ´Cardoso II' (Pasiones Huertanas), Francisco Javier Nicolás Fructuoso ´El Floristero' (Patiño), Salvador Clemente Méndez ´Marinas' y Francisco Navarro Méndez (Marina de Cope).

La muerte en 2012 en un desgraciado accidente de tráfico de un gran amigo como fue el profesor y fotógrafo de vocación Bartolomé García Martínez, nos lleva a homenajearlo al año siguiente con la publicación de un libro disco, Crónicas de la música tradicional en la que fuiste invitado a dedicarle unas coplas de pascua y aceptaste a pesar de que no te gustaba cantar a los difuntos. Del mismo modo para mí fue un auténtico placer participar en el homenaje que en 2013 la Asociación Patrimonio Siglo XXI te brindó, así como a tu Cuadrilla de Aledo, en calidad de homenaje anual por la defensa y conservación del patrimonio y cuyo texto ha sido reiteradamente utilizado sin que misteriosamente se cite su autoría.

En fin, tu tránsito por este mundo nunca quedará en el anonimato, sigo pensando en nuevos proyectos de edición que contribuyan a engrandecer tu leyenda de extraordinario aguilandero y trovero. Aunque tu despedida coincidió con la tragedia sanitaria de la pandemia de Covid-19 y no estaban permitidas las aglomeraciones de grupos de personas, tan pronto como se supere se sucederán numerosos actos de homenaje póstumos. Solo quiero añadir que sin que conocieras a un gran filósofo griego como Epicuro fuiste un alumno aventajado suyo en cuanto a alcanzar la felicidad cultivando la amistad.

Ahora que ya te encuentras ante la presencia del patriarca San Pedro, aquél a quien cada año que celebramos en el mes de febrero un nuevo año de tu nacimiento, le pedías de forma insistente que te concediera un añico más de vida. Llevas en tu haber un enorme cúmulo de buenas acciones e intenciones, de fiel y enamorado padre de familia, de ser un gran trabajador, de persona solidaria y justa, de amigo de tus amigos, y lo más difícil de todo fue haber hecho sonreír con tus coplas a incontables personas, así que en base a los numerosos méritos contraídos las puertas del cielo seguro que las tienes ganadas para la vida eterna. Que así sea.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook