07 de diciembre de 2020
07.12.2020
La Opinión de Murcia
Tribunal libre
Primera entrega

El ferrocarril en la Región de Murcia

Es preciso demandar de manera urgente y de realización prioritaria el desdoblamiento y electrificación del corredor Murcia-Albacete, como línea mixta, para pasajeros a 250 km/h, y para las mercancías, y conectándolo directamente a la salida de Albacete, no en Chinchilla

06.12.2020 | 19:22
El ferrocarril en la Región de Murcia

En la actualidad la situación de los proyectos y las obras que se están ejecutando en el Corredor Mediterráneo desde la frontera francesa garantizan la llegada del ancho internacional hasta Beniel, en la Región de Murcia, que se conforma como el centro de gravedad del Corredor Mediterráneo, pues los proyectos y obras de las tres líneas que confluyen en Murcia sufren muy importantes retrasos y el total incumplimiento de los acuerdos de San Esteban.

El AVE por el Corredor Mediterráneo entre Alicante y Murcia no llegará a la ciudad de Murcia posiblemente hasta el año 2022, a pesar de que el túnel que eliminará los Pasos a Nivel de Santiago el Mayor y el de la Senda de Los Garres se inaugurará próximamente; el AVE Murcia-Cartagena sigue sin tener un proyecto definitivo que se pueda licitar y que permita ejecutar las obras, y que prevé por el viejo corredor ferroviario del Este, sin el túnel previsto en el Cabezo de La Plata, mediante una línea AVE con doble vía para los pasajeros, y una vía única de ancho ibérico (tercer carril) para las mercancías.

Es preciso en la Región, que como en Alicante, el corredor del AVE se conecte con el Aeropuerto. Para ello es necesario recuperar el corredor central planteado por el Ministerio de Fomento para la llegada del AVE a Cartagena, dejando el corredor del Este para las mercancías, como han reiterado y demandado los empresarios y los sindicatos en la Jornada del 6 de marzo: CROEM, sindicatos, CES, PP, Ciudadanos y Vox, así como la mayoría de los Colegios Profesionales de la Región.

Según el mapa que aquí se reproduce, la evolución del Corredor Mediterráneo, su situación actual y las previsiones para 2025, también recoge las conexiones del Corredor con el centro y norte peninsular, para pasar de una España radial a una España circular. Constatamos en dicho mapa que no aparece la conexión directa de la Región de Murcia, sino a través de Alicante.

Cuando cualquier empresario quiera invertir en la Región y constate que para su conexión con Madrid y el Norte peninsular, según la planificación del Ministerio de Fomento, ha de hacerla a través de Alicante, valorará las ventajas y oportunidades de su inversión. Los que recuerden la paralización de la autopista del Mediterráneo en Alicante y sus efectos consiguientes pueden hacerse una idea de la nueva realidad en la que estará la Región, lo que conlleva una situación de desigualdad que no es aceptable y que debe llevarnos a la reflexión y al consenso.

Es preciso demandar de manera urgente y de realización prioritaria el desdoblamiento y electrificación del corredor Murcia-Albacete, como línea mixta, para pasajeros a 250 km/h, y para las mercancías y conectándolo directamente a la salida de Albacete, y no en Chinchilla, un corredor que es fundamental también para Almería que utiliza esta vía para su conexión con el centro y norte peninsular, tal y como han pedido los empresarios, sindicatos y demás.

En cuanto al Corredor ferroviario del Mediterráneo para las mercancías, hoy parado Monforte, ha de continuar su realización, con toda urgencia, hacia Murcia, en paralelo a la A-7 (el estudio lo publicó el Ministerio de Fomento en el Boletín Oficial del Estado el 8 de noviembre de 2011) y al norte de Santomera, bifurcarse hacia Cartagena en paralelo a la nueva autovía RM-1, conectando con el actual corredor ferroviario que debe quedar para las mercancías, llegar al puerto de Escombreras, al nuevo puerto de El Gorguel y la ZAL portuaria de Los Camachos. El corredor continúa paralelo a la A-7 y a su variante norte para conectar con el corredor ferroviario con Albacete y seguir hacia Lorca y Andalucía.

La no continuidad de este corredor sería aún más negativa de lo que lo fue la paralización de la Autopista del Mediterráneo en Alicante, corredor que es fundamental para la Región y para Andalucía y cuya programación y ejecución es básica para la continuidad del Corredor ferroviario del Mediterráneo para mercancías, como vienen demandando Ferrmed y AVE. 

La continuidad de la línea Murcia-Almería tiene dos problemas esenciales. Por un lado, la pequeña variante que se debe hacer dentro del término municipal de Totana y el tramo Lorca-Pulpí, que incluye el soterramiento de la estación de Lorca, que no tienen proyectos definitivos, obras que son imprescindibles para la llegada del AVE a Almería, lo que podría ver retrasada su finalización. En la provincia de Alicante las previsiones del Ministerio son hacer una variante desde la nueva estación, no inaugurada, del AVE en Elche hacia el centro de la ciudad y otra desde este punto que pasaría por el aeropuerto de Alicante-Elche para finalizar en Alicante.

 

Mañana, segunda entrega

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Lo último Lo más leído