15 de noviembre de 2020
15.11.2020
La Opinión de Murcia
Apuntes al natural

Pulpos, vacunas y viagras

14.11.2020 | 20:51
Pulpos, vacunas y viagras

Ruidos

Mientras esto escribo un ruido ensordecedor me llega desde muy cerca. Están arreglando la fachada del edificio de mi estudio. Un andamio enorme cubre todo el espacio con dos plataformas móviles en las que suben y bajan los operarios. Andan arrancando cosas, haciendo agujeros tremendos, dando golpes continuos con martillos gigantescos. Me iría a mi casa, pero es que han comprado la casa de al lado y los nuevos vecinos han decidido tirarla entera por dentro y reformarla completamente. A golpe de martillo han quitado tabiques y muros, han arrancado azulejos, levantado suelos? Ahora, una hormigonera da vueltas todo el día con su sonido característico. O sea que, si esto sale regular, ya saben ustedes el motivo: me están volviendo loco.

Finales de diciembre

El nuevo vecino a mí: ´Os estaremos molestando mucho con el ruido. Lo siento, pero es que sé que lo que no hagamos ahora ya no se hará nunca. Pero, para Navidad, queremos tenerlo todo terminado.´ Lo miro y le digo que no se preocupe, mientras que pienso ´¡¿Para Navidad?!, cagondié, si ya llevamos mes y medio´.

Un meme

´Pfizer inventó la Viagra y ahora la vacuna para la covid. Esta empresa sabe enderezar las cosas.´ (Hay muchos de este tipo, e incluso gente muy de derechas te los manda. El buen humor une a la gente de todas las ideologías. A ver si un día Sánchez o Casado hacen un chiste en el Congreso y no ponen esas caras de palo, insultándose, que dan ganas de mandarlos a sus casas. Con los votos, claro.)

Meditando la decisión

(Esto es muy curioso, creo). En el puesto de los congelados del mercado una señora le dice al dependiente: ´Quiero un pulpo grande, pero que no sea muy, muy grande´´. El hombre rebusca en la cámara, saca dos pulpos, uno más grande que el otro, los pesa, y la mujer pregunta: ´¿Cuánto me sale cada uno?´. El hombre le responde que uno 63 euros y el otro 75. ´Déjame que me lo piense. Atiende a este señor, si quieres´ (este señor soy yo). Pido mis cosas. La mujer está quieta y callada. Cuando acabo, el dependiente le pregunta: ´¿Lo sabes ya?´, ´Sí, me llevo el grande´, le responde con voz tranquila, ´aunque es mucho dinero por un pulpo´, añade.

No me lo toquetees

En un pequeño bar que vende cafés para llevar, una mujer le dice a la camarera: ´Dame un cortado, y no me toquetees mucho el vaso, por favor´.

Es él

Resulta que el líder político más valorado y el más conocido en Murcia es el presidente López Miras. Me alegro, porque se lo curra. Está en todas partes y cada vez le echa menos la culpa de todo al Gobierno central, lo cual es un mérito, no porque ellos ya lo hagan bien, sino porque es imposible que tengan la culpa de todo lo malo mientras que los de aquí son los responsables de todo lo bueno. Por cierto, quizás debería casarse, tener un par de críos y salir en las fotos cambiando un pañal. Ganaría puntos, aunque no sé si le va a merecer la pena. Para cambiar a un crío hay que echarle valor. Si lo sabré yo que tengo cuatro hijos.

Serie

He terminado de ver Patria. Como les dije, es muy buena, y lo es porque está perfectamente escrita –se nota que parte de una estupenda novela – pero es que se ha traducido en cine total, con actores y actrices –sobre todo actrices – que parecen sacadas de sus casas y puestas ahí, en la pantalla, a hacer lo que hacen, lo que viven cada día. El último capítulo es sensacional. Y sigo con Undoing, que está muy bien, por más que me dé un poco de pena ver a Nicole Kidman rehecha, reconstruida, con un rostro inexpresivo e impávido, porque si abre mucho la boca se le cierra un ojo, y si llora se le cae un pómulo. No me lo explico.

Un hombre a otro en la calle

´Mi mujer, que me ha hecho esta mascarilla´. Lo miro y veo que es de una tela negra con lunares blancos.

Casi igual

Nuestras vidas –al menos la mía – comienzan a parecerse cada vez más a la del confinamiento total. Salimos con la mascarilla, unos a trabajar y otros a hacer nuestras cosas, compramos lo necesario y vuelta a casa, a cambiarte de ropa y a lavarte las manos y todo lo lavable, preocupado porque te has apoyado un poco en el mostrador de la carnicería. Cada vez menos, se ve a gente sin mascarilla o con ella mal puesta, pero todavía queda algún cretino/a. Y las relaciones sociales materialmente abandonadas, incluso con la familia, que no quiere acercarse mucho por si te contagia. Es difícil mantener el buen humor, aunque se intenta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook