29 de septiembre de 2020
29.09.2020
La Opinión de Murcia
El blog del funcionario

Deslealtad institucional

Las multinacionales se están comiendo nuestro pequeño comercio a dentellada limpia, nuestra pequeña y mediana industria hace aguas ante la falta de perspectivas comerciales internacionales

28.09.2020 | 20:27
Deslealtad institucional

Dejemos ya de mentirnos unos a los otros, este país no tiene arreglo, cada uno va a su interés, ya está bien de hipocresías, cuanto antes pongamos todas las cartas boca arriba, antes podremos afrontar los graves problemas que tenemos sin engaños y sin trampas. 

Si alguien piensa que el mayor problema que tenemos aquí en la Región es la llegada de pateras o la 'okupación' ilegal de viviendas, una de dos, o no lee, o miente. El 80% de los 'sin papeles' llega en avión desde el otro lado del Atlántico, más de un 10% lo hace por carretera sin problemas, y menos del 10% llega desde África, se estima que solo el 4% llega en pateras, y de los que llegan a la región, el 80% tienen como destino Francia y Bélgica. En cuanto a la okupación, basta con mirar los datos estadísticos, pero, sobre todo, dejen de manipular la verdad.

Es como pensar que el principal problema de la Monarquía sea ir o no ir a Barcelona a que los nuevos jueces le rinden pleitesía, ya que como dice la Constitución, la Justicia se administra en nombre del Rey; la Casa Real tiene problemas mucho más serios, y eso se cura con transparencia, la misma que aquí acabamos de darle otra patada en el culo.

Muchos alcaldes siguen quejándose de que miembros del Gobierno regional aterrizan por sus municipios en visitas oficiales y se enteran por la calle o por la prensa, se leen artículos de exdelegados del Gobierno pidiendo a su sucesor que lo cesen o dimitan, se aprueban leyes que afecta a las corporaciones locales sin tan siquiera informarles, se les pide lealtad cuando la deslealtad es la seña de identidad de muchos de ellos y ellas.

¿Tan difícil es mostrar lealtad institucional sobre todo en los peores momentos de nuestra historia reciente? Lo único que escuchamos o leemos es que un vicealcalde no presenta su título de grado superior, que un jefe de servicio lo denuncia, que si éste me ha gritado o fulano no dijo la verdad cuando se refirió a que tenía un apartamento cuando era un dúplex. Ya está bien. 

Las multinacionales se están comiendo nuestro pequeño comercio a dentellada limpia, nuestra pequeña y mediana industria hace aguas ante la falta de perspectivas comerciales internacionales, las estadísticas nos siguen enviando al puto vagón de cola de la miseria, donde nuestros salarios están a la cola de España, nuestro fracaso escolar es de nota, enviamos a nuestros hijos a casa para bajar las ratios y ya solo confiamos en que vuelvan a abrir las barras de nuestros queridos bares para decir que Murcia es la mejor tierra del mundo.

La lealtad institucional es mucho más que buenos modales y educación, es colaboración, cooperación, consenso, acuerdos, en definitiva; sin esto, nos convertimos en el hazmerreír de todos.

Dicen que con ejemplos es como mejor se entienden las cosas. Hace poco más de un año, un ministro vino a un pueblo de nuestra querida región a visitar un edificio histórico que se está cayendo a trozos; el alcalde, de signo político contrario al ministro, en vez de recibirlo hasta con la banda de música y que firmara en el libro de honor de la ciudad, se negó a recibirlo, el resultado es que ni el ministro ni el alcalde están en sus puestos ya, y el edificio ya no solo pierde trozos, sino que comienza a perder la memoria.

A esto me refiero: la lealtad institucional es luchar por el interés general.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook