21 de septiembre de 2020
21.09.2020
La Opinión de Murcia
Plaza pública

Pandemia en Lorca

20.09.2020 | 19:46
Pandemia en Lorca

Las medias adoptadas, por un lado me parecen exageradas y por otro totalmente inútiles. Es verdad que las pruebas PCR dan un 20% de positivos en la comarca del Guadalentín, pero la cifra sigue subiendo y ya se sitúan en un 30% de pruebas realizadas positivas y el pasado viernes alcanzamos una cota extrema.

Se suspenden las clases y el miedo en los padres se hace mas patente, por otro lado esto del confinamiento se salda con la respuesta de la consejería de no asegurar que todos los alumnos/as puedan tener clases online, un auténtico despropósito.

El equipo de gobierno lorquino lanza como si de un slogan se tratara eso de la 'fase 1 flexibilizada'. ¿Qué es un confinamiento flexible? ¿podremos salir y entrar a Lorca con holgura? A la hora de la verdad te encuentras con un control férreo, que más parece que se esté persiguiendo a un asesino, y las colas de coches a la entrada a la ciudad se hacen interminables (reconozco que me intimidó la situación).

Todo esto está muy bien, pero aún sigue habiendo muchos bares atestados de clientes en plena ciudad y sin mascarilla. Los rastreadores no pueden seguir el nexo de unión entre los casos, aparentemente no lo hay entre infectados, y el virus está en todas partes. Sin embargo existen una serie de hechos, como es que la prevalencia en la población latina se obvia, siendo del 50% de los infectados. Quizás sería interesante llevar la información a este colectivo de forma más eficaz.

El sector de la agricultura es muy importante para nuestra comarca del Guadalentín y en general en la Región, no obstante tampoco esta parte de la población está especialmente informada y controlada, aunque el problema, por supuesto, no es exclusivo de este grupo.

La dificultad del número de contagiados es que un porcenjaje cercano al 20 necesitará ingreso hospitalario por complicaciones y otro 10% de esos necesitaran atención intensivista (UCI), la misma que en nuestro hospital Rafael Méndez ya está completada.

Una vez más estamos errando, se está aplicando un tipo de medicina defensiva invertida. No se trata de hacer pruebas innecesarias para curarse en salud, sino al contrario, resulta que se implantan medias insuficientes y, sin embargo, no se abordan las necesarias. ¿No sería mejor pasar a la medicina activa en lugar de la vigilancia pasiva? ¿no será más óptimo en lugar de esperar a que enferme la gente y llegue al centro de salud o al hospital para que le hagan una PCR y entonces actuar, hacer una vigilancia epidemiológica activa, realizando toma de muestras a la población por zonas, lugares estratégicos, puntos de gran concentración de trabajadores, sectores vulnerables (agrícola, cárnico, geriátricos) y anticiparse al virus? Esto es básico en salud pública.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook