13 de enero de 2020
13.01.2020

Murcia quiere imitar a Lisboa

La capital de la Región deberá trabajar duro contra la contaminación, uno de los graves problemas para alzarse con la capitalidad verde europea 2022, que acaba este año de estrenar la ciudad lusa

13.01.2020 | 04:00
Murcia quiere imitar a Lisboa

Muy pocos se tomaron en serio hace meses el anuncio de la candidatura de Murcia a la capitalidad verde 2022, un galardón instituido y gestionado por la Comisión Europea para premiar a las ciudades que mejor gestionan el medio ambiente y los entornos urbanos en los que viven sus habitantes. Los problemas de contaminación que sufre la capital de la Región son tan graves que nadie ha pensado jamás que los mandatarios europeos podrán distinguir este municipio con tal reconocimiento. Solo el Gobierno local de coalición está convencido de que se merece esa distinción.

La ganadora de ese galardón este año ha sido Lisboa, que acaba de tomar el relevo de Oslo. La capital lusa, que es la primera del sur de Europa en recibir esta medalla y la segunda de la Península tras Vitoria (2012), tiene previsto, entre otras, cosas plantar 100.000 árboles (curioso es que sea el mismo número de árboles anunciados por el Ayuntamiento de Murcia), todo un reto para una ciudad que ha visto aumentar exponencialmente el turismo con los daños colaterales que ello entraña; que tiene 200 kilómetros de carriles bici y que aspira a que el 25% de su territorio sea zona verde. Otro de sus objetivos es que en el 2030 se hayan reducido en un 60% las emisiones de C02 para poder mitigar el cambio climático, el problema global más serio que tiene nuestro planeta.

Mientras Lisboa disfruta de su capitalidad verde, que le supondrá inversiones de cerca de 60 millones de euros, en Murcia vivimos otro galardón. El de ser uno de los municipios de la Región que más episodios de contaminación sufre, un penoso premio que no parece que el Ayuntamiento de Murcia pueda revertir a corto plazo por su falta de voluntad y de mano dura ante una emergencia que necesita acciones contundentes.
Hace unos días la capital ha vuelto a superar los niveles de partículas tóxicas durante varias jornadas de manera consecutiva, lo que ha obligado a activar el protocolo de contaminación. Una de las medidas que impone este sistema es la reducción del tráfico pesado en los cinturones de la ciudad, un extremo que ni se ha respetado ni se ha hecho respetar por parte del Ayuntamiento de Murcia, que no parece que se haya tomado en serio la gravedad de la polución derivada del tráfico masivo que invade las autovías, carreteras y calles a cualquier hora del día.

Reducir el uso del coche privado es una prioridad que aún el Gobierno local no ha entendido y tampoco su socio de coalición a la vista de la moción que llevará al pleno de este mes de enero (parece que es la primera del nuevo mandato). Los de Ciudadanos han presentado una iniciativa en la que hablan de la independencia de Cataluña y del ataque de EH Bildu a la Corona y al ordenamiento jurídico español, un tema que, al parecer, en Murcia preocupa más que la contaminación, el nefasto transporte público, el abuso del coche privado, las quemas indiscriminadas a todas horas y que obligan a cerrar persianas en colegios y viviendas particulares, y las nulas campañas de concienciación ciudadana que se desarrollan desde la esfera pública, por no alargar la lista.

El alcalde de Murcia, José Ballesta, dijo en la presentación de la Estrategia Forestal Urbana 2030 que el Ayuntamiento capitalino pretendía dotar a la ciudad de un concepto humanista en el que el ser humano fuera el centro de la acción política, bonitas palabras para un municipio que parece no haber encontrado las herramientas suficientes y adecuadas para reducir su contaminación y convencer a sus ciudadanos de que el medio ambiente no tiene espera y que su defensa y conservación deben ponerse en el epicentro de todas las acciones que se desarrollan en nuestra vida cotidiana. Pensar en verde a todas horas. Solo así ganará Murcia el galardón de ciudad verde 2022. Por nadie pase.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído