10 de enero de 2020
10.01.2020
Así lo llevo

Feliz 2020

10.01.2020 | 04:00
Feliz 2020

A los que nacieron con estrella y a los que viven estrellados, a los iluminados, a los que se van apagando y a los que viven a oscuras.
A los que siguen en pie, a pesar de todo, a los que viven arrastrados, a los que lo hacen de rodillas, a los que no pueden dar ni un paso, a los que saltan e incluso vuelan, a los que caen una y otra vez y se levantan y a los que no pueden levantarse ni siquiera la primera vez.
A los que no tienen ni un duro y a los que no saben qué hacer con tanto dinero y lo esconden en paraísos fiscales, a los que viven en el paraíso mismo y a los que no salen del infierno ni un solo día.
A los que se desviven por los demás y a los que matan.
A los que no ven más allá de su propio ombligo, a los que miran al infinito, a los de la mirada perdida, a los que se pierden en la de otros, a los que solo ven lo que quieren ver, a los que miran para otro lado y a los que no se atreven ni a mirar.
A los que sobreviven con los bolsillos vacíos y a los que se les rompen las costuras de tanto que guardan en ellos.
A los que viven pegados a una maleta y a los que no saben lo que es viajar.
A los que aman y a los que no se aman ni a sí mismos.
A los egoístas y a los generosos, a los valientes y a los cobardes, a los sabios y a los necios, a los comprometidos y a los que viven en la más absoluta indiferencia.
A los que se agarran a un clavo ardiendo y a los que tiran la toalla antes de empezar.
A los que confían plenamente en los demás y a los desconfiados y a los que ya no esperan nada de nadie, ni siquiera de sí mismos.
A los agradecidos, a los que valoran todo cuanto tienen y a los que solo se fijan en lo que les falta y no son conscientes de su propia fortuna ni de cuánto de lo logrado deben a los demás.
A los que aman a los niños, a los animales y plantas y a los que solo se fijan en lo material.
A los que empiezan de cero, a los que lo tienen todo hecho y a los que no saben ni por dónde empezar.
A los que se dejan llevar por los placeres y a los que todo esto les parece pecar.
A los disfrutones y a los reprimidos, a los que te dan alas y a los que te las cortan, a los censores y a los entusiastas.
A todos y a cada uno de vosotros (sin excepción) os deseo que, este año que acaba de empezar, seáis un poquito mejores y un poquito más sabios, un pizca más felices y algo más generosos, que estéis más sanos y cuidéis más a quien tenéis al lado, que veléis por alguien y que os mimen, que améis y que os amen, que seáis agradecidos y que valoren vuestros actos, que disfrutéis como niños y que os perdonéis y seáis perdonados.
Os deseo que no renunciéis a lo que os mantiene ilusionados y que no apaguéis la ilusión de nadie, que sepáis decir que no y que sí y desdeciros si es necesario, que tratéis de superaros y os permitáis descansar, tomar impulso o retiraros.
¡FELIZ 2020!

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook