06 de octubre de 2019
06.10.2019
Piezas separadas

Pedro Pablo Hernández, favorito de los empresarios

CROEM y otros sectores locales presionan para que el saliente presidente de COEC se haga cargo de la Autoridad Portuaria

06.10.2019 | 04:00
Pedro Pablo Hernández, favorito de los empresarios

Solo hay un impedimento para que el presidente saliente de la confederación empresarial de Cartagena y comarca, COEC (dejará esa responsabilidad en el inmediato congreso de la organización), sea nombrado presidente de la Autoridad Portuaria: que se decida a hacerlo quien lo tiene que nombrar, el jefe del Ejecutivo Regional, Fernando López Miras.

Todos los sectores influyentes en el organigrama del Puerto, el Gobierno municipal de Cartagena, la mayoría de los empresarios de la zona y, desde luego, la patronal regional, apuestan (y presionan) para que Hernández, que ahora ejerce interinamente la presidencia del Puerto, pase a dirigirlo en plenitud de funciones. López Miras ha descartado todas las 'piezas políticas' que han ocupado los rumores hasta ahora, y parece tener en la manga el nombre de un ingeniero independiente.

Hernández concita el máximo consenso social, pero es incómodo para el presidente local del PP, Quino Segado, anterior inquilino del despacho portuario, al que recaló en el paréntesis en que se decidía su futuro político. Segado es muy celoso de su poder local, y visto que el municipal está en manos de Noelia Arroyo, a quien hubo de ceder el número uno de la candidatura a la alcaldía, no quiere que los poderes anexos conformen un bloque que él no pueda controlar.

Por otro lado, Hernández mantiene relaciones de confianza con la anterior alcaldesa popular, Pilar Barreiro, a la que Segado, a pesar de haber crecido políticamente a sus faldas, pretende mantener lejos de cualquier influencia, siquiera sea formal. Tal vez por esta razón López Miras lleve tiempo sin decidirse a dar una solución al Puerto: de un lado querría satisfacer la 'demanda social', y de otro conformar a la organización local del PP, a la que necesitará, a pesar de su constatada insuficiencia, cuando convoque el congreso para revalidar su liderazgo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook