30 de septiembre de 2019
30.09.2019
La Opinión de Murcia
Murcia D. F.

¿Importa el medio ambiente?

Murcia está en una situación crítica, además de por el tráfico rodado, por la quema de rastrojos que se produce a diario, que ha llevado incluso a colegios a tener que cerrar persianas y ventanas

30.09.2019 | 04:00
¿Importa el medio ambiente?

Una buena amiga le dijo a otra hace unos días que tenía la fórmula de la felicidad. Muy asombrada le preguntó, en tono jocoso, si estaba trastornada o si es que había leído el libro El secreto que hace muchos años se puso de moda para aquellos que se hacían preguntas, más allá de las previsibles, o simplemente estaban aburridas. Un bodrio de manual para algunos y una tabla de salvación para otros. En cualquier caso la que tenía la receta 'mágica' contestó que nada más lejos de la realidad.

La otra se quedó ojiplática cuando oyó de sus labios la fórmula. Y no es otra que plantar un árbol. Algo tan sencillo como eso es la clave para alcanzar optimismo y buena salud, algunos de los elementos básicos de la felicidad. Y para reducir la polución, la contaminación y las partículas PM10 que campan a sus anchas en el municipio de Murcia, que cada vez más a menudo tiene que informar de que se está produciendo un episodio de alerta y de que se activa el correspondiente protocolo.

La capital de la Región ha entrado en un estado crítico después de que se haya comprobado que el tráfico asociado a los combustibles fósiles no deja de crecer (los atascos ya se producen en horas denominadas valle), al igual que las quemas de rastrojos, una práctica que cada día provoca más quejas de los ciudadanos y que en esta última semana ha llevado a un colegio de La Arboleja a tener que cerrar sus ventanas y persianas ante el humo que estaba provocando esta práctica clandestina.

El Ayuntamiento no ha prestado excesiva atención a esta infracción que llena de partículas nocivas para la salud el medio ambiente de la capital de la Región, en cuya solución deberían implicarse también las consejerías de Salud, de Educación y de Medio Ambiente, a la vista de que las medidas puestas en marcha por el Gobierno local no son suficientes. La última iniciativa con dudoso recorrido ha sido inaugurar una trituradora de restos de poda de zonas de huerta, una idea que está asociada a una entidad agrícola sin mucho predicamento dentro del sector.

La concienciación ciudadana es clave en este asunto, que se ha convertido en emergencia social según los lemas de las manifestaciones habidas hace unos días en numerosas ciudades, también en Murcia, pero además es básica la acción de las administraciones que no parece que se hayan tomado en serio los últimos estudios que indican que la contaminación del aire es más letal de lo que se calculaba hasta ahora. La Organización Mundial de la Salud ya lo ha advertido. La polución será más letal que el tabaco y reducirá la esperanza de vida de las personas en al menos dos años. Hay que ponerse las pilas o seguir preguntándose si importa el medio ambiente. Por nadie pase.

La izquierda está que arde. Hablando de quemas, la que está en un incendio total es la izquierda en el municipio de Murcia. La salida de Óscar Urralburu de Podemos para irse a Más País ha dejado en una posición muy complicada a los dos concejales de la formación morada en el ayuntamiento de Murcia: Ginés Ruiz y Clara Martínez, acólitos hasta ahora del exdiputado regional. Han decidido quedarse en Podemos aunque todo el mundo da por hecho que se irán en unos años cuando Más País esté más maduro para presentar candidatura en las siguientes elecciones municipales. De momento, tendrán que hacer campaña en las generales a favor del candidato podemita y en detrimento de su mentor, algo que sin duda no será del agrado de los ediles. Y la que puede entrar en un nuevo incendio es IU. En los próximos días la coalición de izquierdas deberá decidir su futuro a nivel local. El cinco de octubre habrá reunión en la que el que fuera hasta ahora responsable local, Sergio Ramos, pasará el testigo a otra persona. Se trata de John David Babyack, un hombre de la confianza de Ramos y en estos momentos secretario de organización de la estructura municipal. Cambios para una izquierda muy fracturada: Podemos, Más País, Ahora Murcia, IU y Cambiemos Murcia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook