19 de agosto de 2019
19.08.2019
El Agostorro

Pedreño

"Sabido es que el presidente de Ucomur es un hombre que no sabe quedarse quieto"

19.08.2019 | 04:00
Pedreño

Café y caña con Juan Antonio Pedreño. Después de sus diecisiete kilómetros matinales de footing o jogging o como se llame eso que hace la gente que sale a correr sin que nadie la persiga. En su caso, a este ejercicio le sigue otra larga caminata cerca de la playa, ya solo a paso ligero, en compañía de su mujer. Sabido es que el presidente de Ucomur es un hombre que no sabe quedarse quieto.

Ucomur, como diría Íñigo Errejón, es el núcleo irradiador de Pedreño. No sólo preside la economía social en la Región de Murcia, sino también en España y en Europa. Miles y miles de empresas y millones de trabajadores. Precisamente en 2020 será el turno de nuestro país para el Año Europeo en este sector de la economía. Cuando se lo dijo hace unos días a Pedro Sánchez, el presidente en funciones puso las antenas. España, líder de la economía social en Europa. Los ojos, chiribitas.

Pedreño, que ha sido uno de los consultados por Sánchez en su ronda por las organizaciones sociales para justificar que convocará nuevas elecciones, es de los que aprovechan hasta los besamanos para colocar sus cosas, y sugirió al presidente la creación de una secretaría de Estado de Economía Social o una comisión interministerial. Lo segundo ya lo tiene concedido, según le han comunicado desde el ministerio de Trabajo, para cuando el Gobierno deje de estar en funciones, si es que eso llega a ocurrir alguna vez. Lo que lamenta Pedreño es que PSOE y Cs no sean capaces de pactar para resolver ese problemilla, cuando todo les cuadra.

Por lo que respecta a la Región, ya se ha entrevistado con Miguel Motas, en quien descansan las competencias de la economía social. La consejería es de Empleo, Investigación y Universidades, y el perfil de su titular se adapta mejor a los dos últimos epígrafes, lo que traslada una leve inquietud al presidente de Ucomur, pero dice que «estoy seguro de que elegirá en Empleo un equipo competente».

Lo que más inquieta a Pedreño es que el Gobierno regional acabe siendo inestable por la cuña parlamentaria de Vox. Él mismo citó a responsables de este partido para conocer de primera mano sus intenciones, pues teme que la cuestión del cheque escolar, que llevan en su programa, pudiera paralizar los presupuestos o modificar de algún modo la política de alguno de los coaligados en el Gobierno. «El cheque escolar es un disparate frente a la política de conciertos educativos; los esfuerzos deberían emplearse en mejorarla». En su análisis, muy razonado, no descarta la posibilidad de un adelanto electoral a dos años vista.

Pedreño no está en política porque no quiere. En tres legislaturas le fue ofrecido por Valcárcel un sillón en el Gobierno, PAS lo sondeó, y más recientemente, López Miras le dijo algo así como «no te ofrezco nada porque sé que no lo vas a aceptar». Y es que a Pedreño lo que le gusta es correr en libertad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook