15 de agosto de 2019
15.08.2019
Por si encaja

El desnorte

14.08.2019 | 22:26
El desnorte

En referencia a quienes al timón del Open Arms intentan dar con una solución al drama que se vive en cubierta, el ministro de Fomento en funciones ha dicho: «Me molestan los abanderados de la humanidad que no tienen que tomar nunca una decisión». Ábalos, que dentro de la federación a la que pertenece solía perder una batalla tras otra en su partido, es todo un amo del universo. Lo que es la vida.

Lo único que les hace falta es desangrarse con declaraciones como esta. El primer sondeo –encuestita, más bien– realizado en el arranque de agosto muestra que el pesoe no crece como los adalides del 10N presumían y que, sin embargo, el pepé le rebaña un porrón a sus compañeros de peripecias, lo que conlleva que tampoco les da la suma. Sorpresa, ninguna. A Casado le ha venido de perlas sobrevivir de perfil, le ha traspasado el soniquete al portavoz/periodista y, dado lo que a uno del gremio le gusta escucharse, puede llegar a ser agotador. Pero la competencia es atroz y eso conducirá a que no sobresalga, que es lo que los seguidores de Aznar pretenden. Y la verdad es que se lo están poniendo a huevo porque nadie sabe hacia dónde han puesto rumbo los emergentes. Podemos no solo echa mano de Monedero, sino que este sale medio en pelotas, que es como deja al movimiento intentando darle la vuelta a Galapagar: «Dije que el conflicto en torno al chalé no era un problema de Iglesias sino del partido que tenía que haber pensado cómo solventar la persecución brutal a la que la pareja estaba siendo sometida». Que viene a ser la misma táctica empleada por Ciudadanos en Madrid donde, para votar regeneración con Ayuso al frente, esgrime que «en el sumario de la Púnica hay cientos del nombres». Qué pronto aprenden.

Cómo estará el clima que Pepe de Lucía, padre de Malú, ha saltado para advertir que su niña «es muy independiente» y que ve «complicadísimo» que se case con Albert. No solo vamos a quedarnos sin gobierno hasta cualquiera sabe cuándo sino, además, sin boda. Y a esto no hay derecho.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook