08 de julio de 2019
08.07.2019
Palabras

El eje Murcia-Madrid-París

08.07.2019 | 04:00
El eje Murcia-Madrid-París

Inés, Inés, Inesita, Inés, fue trasladada de Barcelona a Madrid no si n antes enseñarla a insultar y a hacerla creer que los españolitos de a pie estamos en una fase idiota y no entendemos nada. Todo ello lo promovió su mentor, y nuevo insultante y chico de los recados de sus afiliados con la derecha de pactos, Albert Rivera.

Fue por eso que mientras ella iba y venía de Murcia a Madrid nos enseñaba lo siguiente: los murcianos no deben dejar de olvidar que la derecha del PP ha gobernado ya 24 años en esta Región, y hay que evacuarlos. Y la súbdita Isabel Franco, menos atinada que suspicaz, inició el trayecto hasta que se encontró con llamadas de Madrid que venían de Rivera: lo tuyo es que no hay que firmar nada con Vox. Y Vox le contestó al jefe Rivera como 'acojonado' y 'sinvergüenza', le dio la validez en Murcia a Franco y estuvieron cinco horas de reunión que en nada le gustaron al jefe. Como llamó a Murcia y le dijo que ella no ha estado ni ha firmado nada con Vox, que fue sólo un café, le advirtió que no se equivocara más, pues las riendas en Murcia las tiene Gestoso, que él le dirá.

La señora, siempre de negro, menos aquel día, se enteró de que Vox llamaba a Rivera 'lameculos' y que se refería al culo del presidente de Francia que ha amenazado a Ciudadanos con hacerle desaparecer del Partido Popular Europeo. Rivera, cada vez más cabreado por las entendederas de Macron y totalmente excitado y corneado por la labor europea de un nuevo vecino con capacidad de jefe de Estado, Pedro Sánchez, se puso de los cuernos y le dijo a su partido que se levantara de la mesa murciana y votaran que no a la investidura de López Miras, mientras Cs y Vox, los portavoces, se abrazaban y celebraban.

Parecía que todo debía terminar es a tarde cuando en esto llegó Gestoso y les dijo que habían llamado de París y que estaba nervioso Rivera. Nada de nada, hay que esperar un par de semanas para el abrazo final y el pacto firmado. Mientras tanto, solo café.

Y así están hoy en Murcia, con la cafetera puesta, esperando las llamadas de la derecha, la ultraderecha, cobardes las dos, y el lameculos. Cosas de Murcia€ Y de Inés, Inés, Inesita Inés, aquí ahora dice que donde dijo que no se podía votar de candidato a la presidencia de Murcia al PP, ahora dice que sí, que ellos apuestan por el PP y que es su favorito, que el jefe es el jefe y nunca se equivoca, y si no lo han entendido que puede volver a Murcia a no repetirlo, sino a tomar un café con leche con quien haga falta que eso ni hace daño ni es pacto ni es colaboracionismo. Que quien manda, de verdad, es Rivera, su amigo y mandamás, y que ahora no está para nadie porque aprende y obedece de Europa, por eso lo del eje Murcia-Madrid-París y vuelta en AVE.

Y otra cosa pide: que no haya más salidas de afiliados del partido, que llegarán tiempos mejores y que hay que confiar en un sorpasso, cuando llegue, que dicen los demoscópicos que están los segundos y que eso no hay que decirlo al PP no vaya a espabilar con Vox y se queden muy solos. Y será tan así que Inés, Inés, Inesita, Inés, volverá a Murcia por si alguien no se ha enterado de quién es la guapa y el guapo del partido socialdemócrata-liberal, en fase de centro y reformista poco a poco si llega a tiempo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook