29 de junio de 2019
29.06.2019
La Opinión de Murcia
Escaño Cero

La responsabilidad es de Cs, no de Vox

Cuestiones como la derogación de la Ley LGTBI, la deportación de inmigrantes o el cheque escolar, no las ha planteado Vox en Madrid. Propuestas, por otra parte, del todo irrealizables

28.06.2019 | 20:18
La responsabilidad es de Cs, no de Vox

Murcia y Madrid son las dos únicas Comunidades autónomas en las que PP y Ciudadanos (esos socios preferentes) pueden optar a la presidencia del Gobierno, aunque con una pequeña pero determinante diferencia: Vox es imprescindible en Madrid para investir a Ayuso, pero no en Murcia para hacer lo mismo con López Miras.

No es entendible, pues, que finalmente, entre unos y otros, hayan convertido a Vox en la pieza clave que condicione las negociaciones no siendo esto necesario y, lo que es peor, que trate de imponer una serie de políticas, insolidarias y retrógradas, contrarias a los derechos humanos, además de inconstitucionales.

Veamos. La derecha del PP y su socio preferente han ganado las elecciones en la Región de Murcia con 22 escaños, aunque nos pese y le pese a Conesa, que en el mejor de los casos tendría 19 votos. Es Ciudadanos el único que puede hacer variar esta proporción. Así, López Miras podría gobernar en minoría llegando a acuerdos puntuales con Vox (no creo que el rencor les dure toda la legislatura), y Conesa podría hacerlo con mayoría absoluta y 23 escaños. Ninguno iría a una investidura sin tener asegurados los votos de Ciudadanos.

En esta situación, uno se pregunta por qué tanto protagonismo a Vox, por qué el PP (Ciudadanos no es precisamente quien insiste) se empeña en incluirlo dentro del círculo del gobierno, bien dentro del propio Ejecutivo (cosa bastante improbable por no decir imposible), bien mediante un acuerdo programático, tal como Vox exige ahora en Madrid, cuando en Murcia, insisto, no es necesario.

Una respuesta posible es que el PP (y Ciudadanos), que sí necesita a Vox en Madrid, quiera tener una moneda de cambio en dichas negociaciones. Lo que Vox ceda en Madrid habrá que compensarlo con concesiones en Murcia, quizás por ello el texto que Vox ha presentado en Murcia es más exigente que el presentado por esta misma formación en la capital del Estado. Así, cuestiones como la derogación de la Ley de Igualdad Social LGTBI, la deportación de inmigrantes o el establecimiento del cheque escolar, no las han planteado en Madrid. Propuestas, por otra parte, del todo irrealizables.

Al final la gobernabilidad de Murcia debería ser sencilla: ignorar a Vox y que Cs dejara de ser el Hamlet de la política murciana decidiendo con quién quiere pactar. Pero parece que Madrid bien vale una misa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook