17 de junio de 2019
17.06.2019
Pulso político

La generación de las nuevas oportunidades

"Somos críticos, inconformistas, exigentes, reformistas, comprometidos, digitales y participativos"

17.06.2019 | 04:00
La generación de las nuevas oportunidades

Nací el 31 de octubre del 78, día en el que las Cortes Españolas aprobaron la Constitución, símbolo de la concordia, de la renuncia de lo accesorio, de proteger lo fundamental, de mirar hacia el futuro, así como de la unión de todos para ser mejores. El 78 fue el año a partir del cual se inició el más largo período de estabilidad democrática de nuestra historia moderna, un año de esperanza que abría un horizonte de prosperidad, de esplendor. Fue el punto de partida de una nueva España, una España ilusionada con los nuevos retos que se atisbaban en el horizonte. 

La década de los 80 fue para muchos de nosotros una década prodigiosa. La memoria sentimental de estos años, con una experiencia de vida política y social de gran intensidad provocada por la transición, no tiene comparación con ningún otro periodo de la historia reciente de España.
Los que nacimos en las décadas 70 y 80, esa generación entre dos mundos, el viejo y el nuevo, el antiguo y el moderno, vivimos con la etiqueta de formar un ejército de gente perezosa, narcisista y consentida. Pero nada más lejos de la realidad. Somos críticos, inconformistas, exigentes, reformistas, comprometidos, digitales y participativos. Todos aspirábamos a vivir como mínimo como lograron hacerlo nuestros padres, a base de dedicación y mucho esfuerzo. 

Nuestra generación tuvo las oportunidades que no tuvieron las generaciones anteriores; tuvimos la gran suerte de tener acceso a la formación como ninguna otra la tuvo antes... pudimos aprender idiomas, viajar, conocer otras culturas, cursar varias titulaciones, cursos de postgrado e incluso másteres. Todo ello con la convicción de que tal esfuerzo se iba a ver recompensado en el futuro con un trabajo digno, estable, acorde a nuestra formación y capacidades, que nos permitiera promocionar laboralmente y sobretodo, nos permitiera formar una familia. 

¿Cuántos de nosotros hemos llegado a pensar que todos esos sueños de antaño se habían desvanecido? Cuántos de nosotros hemos vivido la marcha de familiares de nuestra Región para poder labrarse un mejor futuro? Pues bien. Llegó nuestra hora. La hora de recoger el testigo. La hora de dar paso a esta generación de la transición, que se ha merecido por méritos propios su oportunidad. Es hora de que aquellos que tenemos experiencia profesional también fuera de la política, trabajemos para resolver los problemas que nosotros mismos hemos sufrido en nuestra vida laboral.

Ha llegado el momento de que los partidos políticos nos dejemos de generar problemas y demos soluciones, y por ello, Ciudadanos entrará a formar parte del Gobierno de la Región y de sus municipios, para aplicar aquellas políticas que den respuesta a tantas necesidades que venimos demandando desde hace años. Vamos a llevar a cabo una bajada generalizada de impuestos, a dar incentivos fiscales para fomentar la inversión y la atracción de talento en startups (garantizando la exención de impuestos durante los dos primeros años). Modernizaremos los procesos de oposiciones para atraer el máximo talento a la Administración, evitando plazas desiertas que se cubran mediante interinidades o contratos temporales. Impulsaremos la actividad innovadora del Personal Docente Investigador, favoreciendo su participación en procesos de creación y consolidación de empresas de base tecnológica y spin-offs. Trabajaremos para todas las familias, sean del tipo que sean, y para que la conciliación laboral y familiar sea, por fin, una realidad. 

Comienza una nueva etapa en nuestra Región, una nueva forma de hacer política, en la que vosotros, los ciudadanos, seáis los principales protagonistas. 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook