21 de mayo de 2019
21.05.2019
La Opinión de Murcia
Panel electoral

La revolución del sentido común

Hemos llegado hasta esta posición sin retroceder ni un solo centímetro en nuestros planteamientos y lo hemos hecho bajo la defensa de la bandera de España, y bajo esa bandera hemos aprovechado para sacar a relucir otras banderas que son de suma importancia

21.05.2019 | 04:00
La revolución del sentido común

Contra lo que algunos se empeñan en vender, Vox no es una novedad ni un nuevo partido, ni tampoco representa una forma de pensar novedosa en España.

Vox ya tiene cinco años de historia, los mismos que yo llevo afiliado a este partido y eso me permite poder remontar la vista atrás y valorar con la tranquilidad que da el paso del tiempo nuestra trayectoria de una forma nítida.

Vox ha pasado los últimos cuatro años por una auténtica travesía en el desierto; una travesía que nos llevó hace tan solo dos años a estar bajo mínimos en cuanto a apoyo mediático y número de afiliados y a vivir situaciones de desconcierto y que no habrían hecho presagiar a nadie un buen futuro para este proyecto. Pero los hombres y mujeres que conforman Vox están hechos de otra pasta, y esa pasta es la que nos llevó a no desistir en nuestro empeño, a no rendirnos y a enfrentarnos a un horizonte incierto y que ha resultado ser una auténtica batalla de supervivencia.

Normalmente, cuando un proyecto político se tambalea vemos cómo se inician procesos de disputas internas y los miembros huyen despavoridos, pero en Vox no fue así, y no fue así porque este partido cree en unas ideas y en unos valores que van más allá del asalto al poder o de tener representación en las instituciones. Para nosotros, el hecho de poder votar a Vox era ya una victoria porque podíamos votar en conciencia, sin taparnos la nariz y sabiendo que ya había un partido que defendía unas ideas tan importantes como necesarias y ese era el único voto útil.

Los últimos dos años, primero bajo el liderazgo de nuestro anterior presidente Santiago Corrales, que falleció hace ahora un año tras una larga enfermedad, y que nos dejó su espíritu de lucha y resistencia, y tras mucho trabajo, esfuerzo y perseverancia hemos llegado a una posición inmejorable para hacernos oír y para hacer valer nuestro mensaje ante toda la ciudadanía.

Hemos llegado hasta esta posición sin retroceder ni un solo centímetro en nuestros planteamientos y lo hemos hecho bajo la defensa de la bandera de España, y bajo esa bandera hemos aprovechado para sacar a relucir otras banderas que son de suma importancia. Hemos sacado la bandera de la bajada de impuestos y el adelgazamiento de la administración, nosotros hemos sido quienes han sacado la bandera de la libertad de los padres a educar a sus hijos como les venga en gana sin la intromisión de las leyes ideológicas del género.

Hemos mantenido en alto la bandera de la defensa del Estado de Derecho llevando a los golpistas catalanes al banquillo de los acusados y hemos vuelto a sacar la bandera de la defensa de la vida que otros habían escondido tras quedar arrodillados ante la izquierda sectaria. Y esta perseverancia nos ha llevado a multiplicar por 50 los resultados de 2016 y a ser la voz de casi el 20% de la Región de Murcia, lo cual es un orgullo y una inmensa responsabilidad.

En definitiva, hemos demostrado que como no hemos cambiado en los momentos difíciles, a partir de ahora no vamos a dejar ningún tema en el tintero y vamos a liderar con orgullo la defensa del sentido común ante el sectarismo y el consenso de los partidos políticamente correctos en el Congreso, en la Asamblea Regional y en cada Ayuntamiento.

Por todo ello, vamos a asistir este 26 de mayo a un nuevo triunfo de Vox, y el sentido común va a vencer a los ataques, descalificaciones y mentiras de nuestros adversarios y a los vetos que sufrimos en casi todos los debates que se celebran. Y lo vamos a hacer porque el sentido común es imparable, no tiene rival que le detenga y porque Vox acaba de comenzar la gran revolución en defensa de las cosas más importantes que nos va a llevar a ser la voz de la mayoría de los murcianos y a ser garantía de la defensa de España y de la libertad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook