10 de mayo de 2019
10.05.2019
La Opinión de Murcia
Un grano de arena

¿Segunda vuelta?

10.05.2019 | 04:00
¿Segunda vuelta?

Es la pregunta que en esta campaña electoral se hacen los esperanzados en repetir los resultados del 28 de abril y los frustrados en esa cita que aventuran el segundo trago amargo de la derrota.

¿Realmente estamos ante una segunda vuelta? Pensemos en algunos factores que varían, comenzando por la participación y la indecisión del voto. No creo que en estas elecciones se hable de un 40% de votantes dubitativos. Es más, algunos sondeos aventuran que apenas un 10% de electores sopesan cambiar de papeleta.

Tampoco espero una afluencia a las urnas tan masiva y que en la Región de Murcia alcanzó el 75,69% del censo. En los comicios autonómicos de 2015 la participación fue del 65,2% y habría que remontarse al año del vuelco electoral en Murcia, en 1995, para encontrar un porcentaje superior a setenta puntos. Esto quiere decir que, al menos, unos 65.000 de los 775.000 ciudadanos que votaron el día 28 se quedarán en casa. ¿Los de qué opción política, preferentemente?

Mi sensación es que muchos de ellos será votantes de V0x desanimados después de ver que Abascal no pudo conseguir todo lo que se proponía y porque no se presenta en 19 de los 45 municipios a las locales. Aunque nadie dude de que su presencia en el Parlamento Regional será importante.

Pero hay más elementos que van en contra de considerar esta votación como una segunda vuelta.
El mapa de aspirantes con posibilidades de sentar representación en la Asamblea del paseo Alfonso XIII crece. Izquierda Unida va separada de Podemos esta vez y restará apoyos a los de Urralburu.

Coalición Municipalista, con Movimiento Ciudadano en Cartagena y otros independientes de Alguazas, Fuente Álamo, Lorca, Mazarrón o San Javier, mermará la cuenta de resultados en opciones de centro-derecha.

Somos, en ese mismo espectro de voto, tendrá más proyección que en las generales. Una formación regionalista debe empezar por exhibir su músculo en su propio territorio.

Y último apunte. Apenas 10.000 votos separaron la victoria socialista de la derrota popular. Casi uno de cada tres sufragios salió de Murcia capital en las generales. Los candidatos al Ayuntamiento del PP y PSOE son trascendentales para el efecto arrastre que provocan en la candidatura regional, incluso con mayor poder de tracción que los éxitos o fracasos obtenidos en Madrid.
Y aquí, en la 'metrópoli', puede que se decida el futuro gobierno regional.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook