10 de mayo de 2019
10.05.2019
La Opinión de Murcia
Verderías

Extinción

Una de cada ocho especies animales y vegetales se encuentra en riesgo de extinción debido a la actividad humana

09.05.2019 | 17:19
Extinción

Desde el año 1500 la humanidad ha propiciado la desaparición de 680 especies de vertebrados.

Ya es oficial. Certificado, comprobado y contrastado. Las personas estamos extinguiendo las otras especies. Enhorabuena, mundo.

Lo están dando estos días todos los medios de comunicación, incluido el pasado martes este periódico. El mayor informe sobre biodiversidad realizado nunca alerta de que uno de las ocho millones de especies existente en el planeta está es serio peligro de extinción. El informe ha sido suscrito por el organismo de la Unesco denominado Plataforma Intergubernamental sobre la Biodiversidad y los Servicios Ecosistémicos, en el que participan 130 países incluido España, y ha sido elaborado por 150 expertos de cincuenta países con la colaboración de otros 250 especialistas que durante los tres últimos años han analizado los datos y más de 15.000 estudios científicos sobre los diferentes grupos de especies y los cambios que han registrado sus poblaciones en las décadas precedentes.

Las conclusiones del informe son tristes y espectaculares. Una de cada ocho especies animales y vegetales se encuentra en riesgo de extinción debido a la actividad humana. Desde el año 1500 la humanidad ha propiciado la desaparición de 680 especies de vertebrados. La media de abundancia de especies nativas en la mayor parte de los hábitats ha disminuido al menos un 20% desde 1900. Más del 40% de las especies de anfibios, casi el 33% de los arrecifes de coral y más de un tercio de todos los mamíferos marinos están amenazados. Un 87% de las zonas húmedas existentes en 1700 habían desaparecido en el año 2000. El 10% de los insectos están en riesgo, un dato particularmente peligroso si tenemos en cuenta que el 75% de las cosechas mundiales depende de la polinización realizada en gran parte por los insectos.

La Plataforma científica autora del estudio alerta de que esta situación de la biodiversidad en el planeta pone en riesgo la propia supervivencia del ser humano. Menoscabar la biodiversidad erosiona los fundamentos mismos de la economía humana, de nuestros medios de subsistencia, de la seguridad alimentaria, y de la salud y la calidad de vida en el mundo entero.

La pérdida de biodiversidad es la consecuencia directa de la actividad humana, sobre todo en lo que atañe a los cambios de uso del suelo y del mar, la explotación directa de los organismos, el cambio climático, la contaminación y las especies exóticas invasoras.

A partir de ahora ya no es sólo la triste, mediática y hasta cierto punto anecdótica historia de los últimos tigres de Sumatra o el riesgo de desaparición de los magníficos osos polares, los gorilas de montaña o el rinoceronte blanco. Tras el peligro que sufren estas y otras especies emblemáticas subyacen todos los fenómenos de la época en la que vivimos y que los científicos denominan ya como la de la Sexta Gran Extinción.

Extinción a todas las escalas, en todos los países, por tierra, mar y aire y para todos los grupos de especies. Y esto hay que pararlo. Es urgente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook