07 de mayo de 2019
07.05.2019
La Opinión de Murcia
La hojarasca

El enigma de ciudadanos

En la Región de Murcia, los naranjas han discrepado con los socialistas a lo largo de esta legislatura, votando en la Asamblea en sentido contrario: modelo de las ITV, modelo de la televisión pública, educación concertada, ley de aceleración empresarial...

06.05.2019 | 21:16
El enigma de ciudadanos

Ciudadanos, ese partido desconcertante, ambiguo, equívoco. Podría sonar, así dicho, a atractivo enigma. Sin embargo, los chocantes movimientos que suele realizar la formación catalana no son más que fruto del más neto oportunismo, del puro cálculo electoralista. Ha quedado ya para los anales del veletismo político aquello de criticar al Partido Popular por su «demagogia punitiva» al defender la prisión permanente revisable para pasar a apoyarla con entusiasmo.

Ciudadanos hace gala simultáneamente de haber superado el discurso de rojos y azules y de su liberalismo. Un liberalismo, por cierto, adoptado de manera reciente, pues no hace mucho que Albert Rivera afirmaba que la naranja era una formación de centroizquierda. Estas veleidades ideológicas llevan a Ciudadanos a incurrir en fichajes un tanto extravagantes, en su paradójica pulsión por definirse como liberal pero reclamar también el voto antiliberal. Ciudadanos incorpora a sus filas a Celestino Corbacho, ministro de Zapatero a quien los naranjas calificaron como «ministro del paro». Ciudadanos ha captado también a Soraya Rodríguez, portavoz del grupo parlamentario socialista con Rubalcaba. Manuel Valls, la cara naranja en las elecciones municipales de Barcelona, militó cerca de cuatro décadas en el Partido Socialista de Francia.

¿Qué piensan los antiguos socialistas recién llegados a Ciudadanos de la supresión del impuesto sobre las herencias, por poner un ejemplo?

En la Región de Murcia, los naranjas han discrepado con los socialistas a lo largo de esta legislatura en cuestiones relevantes, votando en la Asamblea en sentido contrario: modelo de las ITV, modelo de la televisión pública, educación concertada, ley de aceleración empresarial? Y, sin embargo, Ciudadanos se resiste a contestar a la pregunta que repetidamente se le dirige en la Región: en el (probable) caso de que sumen tanto con populares como con socialistas, ¿con quién pactarían?

López Miras, el presidente regional, ha afirmado en diversas ocasiones que le consta que Ciudadanos y PSOE han alcanzado ya un acuerdo de gobierno para la Región, en caso de que la aritmética lo permitiera. Ciudadanos desmiente el acuerdo, pero no niega que esa podría ser su opción.

Los resultados de las últimas elecciones indican que un pacto de Ciudadanos y los socialistas habría de contar con el beneplácito de Podemos, de quien dependerían para desarrollar su acción de gobierno. ¿Cuántos votantes de Ciudadanos en la Región aprobarían que su voto sirviera para formar parte de un gobierno compartido con socialistas y en dependencia de podemitas? Y, sobre todo, ¿por qué ocultan sus intenciones a sus propios votantes?

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook