25 de abril de 2019
25.04.2019
La Opinión de Murcia
ÚLTIMA HORA
Gobierno y Comunidades aplazan la decisión sobre el toque de queda
Panel electoral
Cabeza de lista de Vox por Murcia al Congreso de los Diputados

¿Estatuto de Autonomía o conjura de necios?

Al llenar de artículos ideológicos el Estatuto queda invalidado para ser la norma fundamental reguladora de la vida política en la Región

25.04.2019 | 04:00
¿Estatuto de Autonomía o conjura de necios?

Tenemos un nuevo proyecto de Estatuto de Autonomía en un momento de claro cambio político. Pero, ¿era necesario un nuevo Estatuto o bastaba una reforma? ¿En qué medida es original o innovador para solucionar los problemas de la Comunidad? ¿Es el marco que necesitamos para avanzar en una sociedad democrática?

El pleno de la Asamblea Regional ha aprobado un nuevo Estatuto lleno de retórica y referencias cruzadas a ideas contradictorias sin coherencia normativa.

La sociedad murciana no siente ninguna necesidad de más autogobierno ni quiere cargar con nuevas competencias que sólo sirven para incrementar el gasto público. ¿Es necesario invertir en las 'peculiaridades lingüísticas' de la Región? ¿Por qué debemos pagar a los políticos para que trabajen por la 'igualdad afectivo sexual' de la gente? ¿Es realmente una urgencia apuntarnos a la agenda del pacifismo mundial con la autodenominada 'cultura de la paz' y las subvenciones a la ideología de género? ¿Qué angustia existencial sufrimos para subdividir la región en varias provincias? Este estatuto no beneficia a los ciudadanos porque se limita a inventar una lista de necesidades falsas.

Miente con el derecho al agua. Este tema está en el preámbulo y en varios artículos. El Estatuto comete el error de traer la 'guerra del agua' entre regiones sin aportar ninguna solución. Se limita a importar la formulación ecologista más radical contra la política de agua necesaria en las zonas de escasez y sequía ¿Qué necesidad hay de mezclar en el mismo artículo los trasvases y la desalación conforme a la regla de la sostenibilidad? ¿Acaso no se sabe que esa combinación implica darnos agua desalada y quitarnos la transferida de otras cuencas?

La ministra para la Transición Ecológica ha anunciado el fin del trasvase del Tajo para mayo al mismo tiempo que la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) ha licitado la interconexión de las desaladoras, o sea, la ejecución anticipada del Estatuto.

Finalmente el Estatuto asume las competencias de agua donde no existen recursos hídricos, en especial el Campo de Cartagena, de manera que la Comunidad autónoma pasaría a gestionar la rambla del Albujón al margen de la CHS ¿Pero qué broma es esta?

El derecho a la 'memoria histórica' es el enunciado literal de otro artículo. Luego menciona la memoria democrática y a las víctimas de Gobiernos anteriores para considerar que debe establecerse como verdadero un determinado relato de los hechos. Esta regulación jacobina nos despoja del derecho a pensar con libertad y a opinar sobre la Historia según nuestro criterio. El Estatuto en este punto sólo sirve para estigmatizar a las personas que se aparten de la visión impuesta. En Vox defendemos el derecho a mirar al pasado y al futuro sin tener que dar explicaciones a un comisario político o responder ante un Ministerio de la Verdad.

Al llenar de artículos ideológicos el Estatuto queda invalidado para ser la norma fundamental reguladora de la vida política en la Región. Al transformar en derechos y obligaciones los postulados de determinadas agendas políticas y culturales, atenta contra el principio democrático. Ningún Estatuto puede limitar ni condicionar la libertad de acción que debe tener el Parlamento Regional para legislar.

Lamentamos que el Estatuto renuncie a ser la norma básica institucional y se convierta en un manual de autoayuda para ejecutar en la Región de Murcia todos los dogmas del llamado 'marxismo cultural'. Pero en realidad es un intento torpe de frenar la llegada de Vox al espacio político. El nuevo Estatuto (innecesario, entorpecedor y antidemocrático) es un acto de propaganda electoral para forzar a la sociedad murciana a que camine en una determinada dirección política.

Perpetrado en un ambiente asfixiante de pensamiento único, parece el resultado de una conjura de necios que solo trae fracaso institucional, subida de impuestos, renuncia al trasvase, estrangulamiento de la innovación y pérdida de libertad individual.
Vox, en el Congreso de los Diputados, rechazará este Estatuto. Porque es de sentido común el hacerlo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook