23 de abril de 2019
23.04.2019
El Pulso

Intolerancia en campaña electoral

Hoy responden a la cuestión José María Riquelme Artajona, liberal y miembro del colectivo Plurales, y Patricio Hernández, presidente del Foro Ciudadano en la Región de Murcia

23.04.2019 | 12:01

Fascismo de izquierdas, responde José María Riquelme Artajona

Hiperventilados e intolerantes de izquierda nos recuerdan dónde anida el fascismo actualmente, amenazando y coaccionando a candidatos de otros partidos, como es tónica habitual en Cataluña y País Vasco, y también a asistentes a mítines, como hemos visto meses atrás aquí, en Murcia. Mal casa su autoproclamada superioridad moral con estas prácticas totalitarias sin reproche inmediato por parte de sus líderes. No se pide a nadie que asuma ideas ajenas. Tan sólo respeto para quienes defienden otra forma de pensar y hacer las cosas según las leyes. Para el fascismo de izquierdas y su peculiar lenguaje en según qué sitios, eso es 'provocar'.          

No vale todo, responde Patricio Hernández

Donde empieza el insulto acaba el argumento. El insulto es la ritualización verbal de la agresión intraespecífica. Esta campaña está llena de descalificaciones insultantes, de disparates ultrajantes, de mentiras hirientes, formas de crispación habituales cuando la derecha está fuera del poder y sigue fielmente el principio de que la política es la continuación de la guerra por otros medios. Lo hemos visto en el pasado. Y lo veremos hasta el final de la campaña. Todo vale si es para echar a un Gobierno progresista, que siempre usurpa lo que no es suyo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook