12 de abril de 2019
12.04.2019
La feliz gobernación

¿Compraría usted al Cemop un coche usado?

12.04.2019 | 04:00
¿Compraría usted al Cemop un coche usado?

Yo no, desde luego. En su día, recibí varios whatsapp de indudables intermediarios que me sugerían escribir un artículo para solicitar que la Asamblea Regional contratara al Cemop a fin de que hiciera en la Región el papel del CIS en el Estado. Compartía el argumentario, la necesidad de contar con un periódico sondeo demoscópico que auscultara la evolución de la confianza de la sociedad murciana en las organizaciones políticas y la elaboración de un hit parade con los asuntos más acuciantes de los ciudadanos de este territorio. Pero no entendía que tuviera que ser necesariamente el Cemop el que se encargara de estos estudios. Lo lógico es que se convocara un concurso público para que ese trabajo recayera en la empresa que tuviera la oportunidad de presentar el mejor proyecto.

Sin embargo, los cuatro grupos parlamentarios, tal vez condicionados por una cierta omertá en la que se me quiso hacer participar, aceptaron validar el encargo a dedo a esta particular empresa. Un organismo privado que juega sutilmente con la idea de que está integrado en la Universidad de Murcia, cuando no es así, aunque utilice los recursos del departamento de Sociología. Y alguno de cuyos integrantes, Ismael Crespo, protagoniza con relativa frecuencia episodios confusos que este diario y algunos digitales han reflejado (su expulsión de la Fundación Ortega Marañón, la impugnación detallada de un concurrente a una plaza universitaria de un tribunal bajo su influencia y la de otros miembros del Cemop constituido para contratar supuestamente a alguien determinado con antelación, o la denuncia que sufre la Universidad de Murcia por sus actividades extras de asesoramiento electoral en ciertos países de Latinoamérica).

¿Hay que aceptar como cosa normal que los responsables del Cemop añadan sus análisis (anteriores, simultáneos y posteriores), que supuestamente contienen conocimientos al margen de los estrictos datos de sus encuestas, a ciertos medios de comunicación con exclusión de otros? ¿Qué se podría pensar de Tezanos si el día en que se hacen públicos los resultados del CIS, financiados con dinero público, como los trabajos del Cemop, publicara un artículo de apoyo en El País o en Abc sin cortesía para otros medios?

El Cemop tiene toda la apariencia de un chiringuito de intereses sostenido a cuatro dedos, cosa que cualquiera de los partidos parlamentarios denunciaría en otras circunstancias. Tal vez por eso su agradecida cocina ofrece menú para todos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook