30 de marzo de 2019
30.03.2019
La Opinión de Murcia
Cartagena D. F.

Dos mujeres y un destino

30.03.2019 | 04:00
Dos mujeres y un destino

José López ha repartido tanto contra sus contrincantes femeninas que sería casi inaudito verlo pactar con cualquiera de las dos, y viceversa. En realidad, Arroyo y Castejón tendrían en su mano eliminar al líder de MC, políticamente hablando, porque entre ambas sí llegarían a los 14 ediles, aunque les obligaría a pactar. ¿Lo harían?

La política ficción se ha convertido en un arte que nos encanta, a juzgar por el aluvión de encuestas y sondeos que nos ofrecen los periódicos, así como por la proliferación de debates radiofónicos y televisivos, que generan grandes audiencias, porque si no fuera así, no les quepa duda de que las cadenas los retirarían de sus parrillas. El asunto de especular con la política ha llegado a tal punto que lo de hacer porras sobre los resultados de las elecciones se ha trasladado a las tertulias de amigos en las cafeterías y a los grupos de WhatsApp, donde nos aventuramos a adjudicar sillones y escaños a unos y a otros, como quien rellena una quiniela o una primitiva, con la salvedad de que en el caso que nos ocupa, nunca nos tocará ningún Gordo. O sí.

El caso es que los primeros en hacer cálculos sobre cuánto podrán comerse del roscón electoral son los propios partidos, que practican sonoros y tanteos sobre la intención de voto de los ciudadanos continuamente, lo que, supuestamente, utilizan para marcar sus estrategias en la precampaña y la campaña. Se supone que son estudios y documentos internos, aunque tampoco son ningún secreto de Estado. Hace unos días tuve acceso a una de esas encuestas sobre el reparto de concejales en el ayuntamiento de Cartagena después de las elecciones municipales del próximo 26 de mayo. Pertenece a uno de los partidos que aspiran a grandes resultados, pero me he comprometido a no desvelar su origen. Sí puedo aclarar que es de principios del mes de marzo y compartir con ustedes el resultado, lo que hago con la confianza y el deseo de que le otorguen la misma credibilidad que conceden a las cuentas del que ya es el encuestador más famoso de la historia del CIS, el señor Tezanos.
Ya me dejo de rollos y entro en materia. El sondeo del que hablo da como el partido más votado en Cartagena al PP, aunque continúa su caída, ya que frente a los diez concejales que obtuvo en 2015, bajaría ahora a tan solo 7 u 8 ediles, muy lejos de los 19 del último mandato de Pilar Barreiro. De este modo, el efecto renovador de Noelia Arroyo no daría los resultados esperados por los populares.

El segundo puesto en el Ayuntamiento se lo disputarían PSOE y MC, a los que el sondeo les concede entre 6 y 7 concejales a cada uno. Tanto Ana Belén Castejón como José López crecerán ligeramente, aunque el segundo con algo más de fuerza y mucha más repercusión. Vox irrumpiría con tres ediles que heredaría en su gran mayoría de exvotantes del PP, mientras que Podemos y Cs perderían ediles y se quedarían entre 1 y 2 cada uno. El sondeo también contempla la posibilidad de que Somos obtenga al menos un concejal, lo que originaría la entrada de Pedro Sabiote en el pleno municipal.

Los resultados para Cartagena de este sondeo que maneja el aparato regional de uno de los partidos son tan fiables como cualquier otro, pero desde luego nada descartables, teniendo en cuenta la disgregación del voto que se contempla en todo el país. Además, evidencian que la fórmula del tripartito PP-Cs-Vox podría no ser suficiente para alcanzar los 14 concejales que otorgan la mayoría absoluta, como tampoco lo haría una alianza formada por PSOE y Podemos, ni siquiera aunque contara con el apoyo de Cs y Somos.

Asi las cosas, el gran triunfador, como ya lo fue hace cuatro años, sería José López, porque se convertiría en la única llave para pactar por esa mayoría que daría la alcaldía. Lo que ocurre en Cartagena es que López ha repartido tanto contra sus contrincantes femeninas que sería casi inaudito verlo pactar con cualquiera de las dos, y viceversa. En realidad, Arroyo y Castejón tendrían en su mano eliminar al líder de MC, políticamente hablando, porque entre ambas sí llegarían a los 14 ediles, aunque les obligaría a pactar. ¿Lo harían? ¿Les dejarían sus partidos? Me consta que se respetan. Pero eso es política ficción. ¿O no?

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook