04 de marzo de 2019
04.03.2019
La Opinión de Murcia
Murcia D. F.

Un fiscal en precampaña

El representante del Ministerio Público en el caso Umbra quiere reabrir la instrucción del Teatro Circo quizá para ver si puede imputar de nuevo a Cámara

04.03.2019 | 04:00
Un fiscal en precampaña

En Europa, pese a tener un pasado mucho más longevo e interesante que Estados Unidos, no somos tan modernos ni avanzamos si consideramos que la elección popular de fiscales por sufragio universal o por elección directa de los ciudadanos es un progreso. La cabeza visible del Ministerio Fiscal, cruzando el charco, no se deja en manos de los gobiernos, sino que el voto del pueblo decide quién será quienes les representen en los procesos acusatorios y de defensa del interés general.

Si el fiscal Anticorrupción Juan Pablo Lozano, azote de los corruptos en el caso Umbra, viviera en algún estado americano parecería que ha entrado en campaña electoral o en precampaña para ser elegido a raíz del último escrito enviado al juzgado de Instrucción Número 8 de Murcia. Un juzgado que ha llevado durante casi una década la investigación en torno a los convenios que el Ayuntamiento de Murcia firmó en la zona norte con distintos promotores, constructores y empresarios.

En ese escrito de medianos de febrero, no muy extenso (solo tiene unos cuatro folios) y con una prosa enrevesada propia de cualquier jurídico que se precie (parece que cuanto más cuesta entenderla más importante es), pide al juez David Castillejos, titular del número 8, que reabra la investigación del caso Teatro Circo –pieza separada del Umbra-, que el magistrado dio hace meses por cerrada.

Pero qué ha pasado para que Lozano reclame esto. El fiscal ha encontrado su arrepentido en la figura de Ramón Salvador Águeda, el rey del ladrillo de Elche, que está dispuesto a tirar de la manta y a decir todo lo que no dijo en su día, con detalles y nombres. El volantazo del empresario ha puesto a cien al fiscal del caso Umbra, que no quiere dejar pasar la oportunidad aún sabiendo que la lengua suelta de Águeda pudiera obedecer a un pacto con el fiscal de la vecina Alicante en donde se están dilucidando las responsabilidad políticas y empresariales en el caso Brugal, una investigación judicial en torno a los contratos de basura.

Además, el fiscal de Murcia sabe también que el promotor ilicitano pasa por un momento personal muy bajo debido a la muerte de su hijo, de la que en parte se culpabiliza por haberle hecho partícipe de sus negocios. Teniendo todo esto en el tablero, Lozano ha pensado meter esa amalgama en la coctelera y que el arrepentido le dé la carnaza que espera. Algún que otro imputado del caso Teatro Circo está convencido que el trueno gordo que espera el fiscal Anticorrupción es que vuelva a aparecer el nombre de Miguel Ángel Cámara, con el que entiende que no ha ajustado cuentas.

El representante del Ministerio público lleva muy mal que el exalcalde de Murcia haya sido absuelto del caso Nueva Condomina, sentencia que ha recurrido, y no tenga ya ninguna cuenta pendiente con la justicia. Y parece que espera que Águeda con su ataque de sinceridad le dé las herramientas para volver a meterlo en alguna de las piezas que quedan (Teatro Circo y Casino). A cambio, el rey del ladrillo de Elche, podría pactar (como en Alicante) una reducción de condena y poder pasar página. Por nadie pase.

Pistoletazo fallido en Podemos

Este fin de semana se celebrada el Consejo Ciudadano Municipal de Podemos, que iba a ser el arranque de la campaña electoral. La formación morada pretendía congregar al menos a cien personas, pero finalmente solo acudieron a la cita unas treinta. Está claro que la decisión de no contar con Ahora Murcia les ha pasado factura. Ninguno de los tres concejales de los 'ahoritas' en el Ayuntamiento de Murcia fue invitado a ese consejo para explicar su experiencia y aportar sus opiniones. Tampoco le ha venido bien a la formación de Óscar Urralburu prescindir de Cambiemos Murcia, la otra formación municipalista de la capital. Siguen sumando dimisiones de personas con responsabilidades que deciden irse para seguir trabajando en Cambiemos.

The Barriomar Observer, el azote del alcalde

Este perfil de Twitter creado por los vecinos de Barriomar-La Purísima se ha convertido en el azote del alcalde, José Ballesta, y de su gobierno. Tanto es así que a cada proyecto que lanza el PP en la capital, ahí están ellos colocando en redes lo que no tiene su barrio. Hace unos días iniciaron un diálogo con el alcalde en twitter que ha acabado con el bloqueo a esa cuenta por parte de Ballesta. Parece que la primera autoridad municipal ha empezado a copiar a Francisco Bernabé, que iba bloqueando a diestro y siniestro en su época de Delegado del Gobierno.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook