17 de febrero de 2019
17.02.2019
La Opinión de Murcia
Achopijo

De Los Patos a Mixtura

Murcia del Carmen, nada menos. Callejuelas y plaza oculta, farolillos y olor a comida exótica, música y muchas sonrisas

17.02.2019 | 04:00
De Los Patos a Mixtura

Desde que vimos La Bruja Novata en el Betamax, tras alquilarla en el videoclub, algún viernes noche de hace muchos años tenemos la imagen del mercado en la ciudad asentada en una idea maravillosa de mezcla de culturas y ritmo alegre. Portobello road está ahí, en la generación que creyó en todo en los ochenta, como el paradigma de oasis urbano. David Tomlinson, cuya capacidad como personaje consigue que en el recuerdo todas las escenas en las que aparece parezcan Mary Poppins, nos hace de guía sobre una idea que después, en cada ciudad, es la que, al menos a mí y estoy seguro de que a muchos como yo, nos ha llevado a callejear con la ilusión de encontrarnos un mercado tras algún callejón en el que curiosear y comer algo inesperado.

En muchas de las ciudades en las que me he perdido paseando ha terminado pasando. Un mercado, mercadillo, de antigüedades, de segunda mano, de arte o de música, de especias, verduras, artesanía€ Y ahí es dónde se entra de lleno en el alma de las ciudades, en sus mercados, y en Murcia pasa exactamente igual. Un paseo por el mercao de los jueves es algo que debemos hacer cada poco tiempo, cuanto menos, mejor. Pero es que en Murcia en los últimos tiempos están naciendo nuevos mercados, nuevos portobellos en lugares inesperados, que nos dan a nosotros mismos esa sensación idéntica de estar en el lugar en el que nuestra propia ciudad se expresa.

La Placica de los Patos, en Vistabella, es un maravilloso renacimiento de alegría cuando hay mercadillo, un planazo de sábado en un escenario muy especial. Hace poco estuve y me pareció ver a Tomlinson bailar agarrado a las farolas saltando por los bancos haciendo girar su bastón. Igual que fue maravilloso el mercadillo de Navidad en la Glorieta y no sólo por lo estético y el servicio, se abre un mundo para quienes tienen algo que ofrecer.

Y el último descubrimiento es Mixtura, que abre en canal el castizo corazón de la Murcia del Carmen. Nada menos. Callejuelas y plaza oculta, farolillos y olor a comida exótica, música y muchas sonrisas. Países lejanos y cercanos, culturas de medio mundo, para darle a Murcia un abrazo de culturas propio de películas fetiche y eso que hace que las ciudades se descubran cada mes, cada semana, cada sábado en el que toca€
Un gran vale para la ilusión por seguir descubriendo tu ciudad.

Vale.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook