07 de febrero de 2019
07.02.2019
Tribuna política

Repercusiones de un cierre

06.02.2019 | 19:40
Repercusiones de un cierre

El PSOE ha venido alertando desde hace tiempo sobre el efecto negativo que el cierre del aeropuerto de San Javier tendría para la actividad económica de los municipios ribereños del Mar Menor situados en torno a esta infraestructura, y también sobre la conveniencia de evaluar sus repercusiones.

El Gobierno regional del PP ha demostrado no estar a la altura de su responsabilidad, dada la falta de previsión mostrada por las consecuencias que traería la clausura del aeropuerto, ya que no ha realizado ningún estudio para valorar sus efectos en esas localidades costeras.

El aeropuerto de San Javier adquirió un papel fundamental en el sistema económico regional y en el de los municipios de su entorno, por su aportación y su función como catalizador de la intensa e importante actividad que generó como infraestructura de servicio público.

El cese de su actividad para uso civil plantea problemas que deben ser atajados y que influyen de manera severa en el futuro de muchas personas que basaban su forma de vida en la actividad que producía esta instalación aeroportuaria.

Ahora, después de su clausura, es necesario compensar este menoscabo a las múltiples actividades que, no estando relacionadas directamente con la del aeropuerto, constituían un polo de atracción de empresas y el impulso de la industria turística que, como es sabido, es uno de los principales sectores generadores de riqueza para la Comunidad Autónoma y para los municipios del entorno del Mar Menor.

Es preciso acometer lo que el Consejo de Gobierno de López Miras no ha sido capaz; es decir, un estudio exhaustivo de la repercusión del cierre del aeropuerto y la aplicación de un plan de dinamización económica que compense las pérdidas de una actividad basada en los sectores del comercio, los restaurantes y la hostelería, el transporte aéreo, funciones anexas al transporte, crédito y seguros, servicios a las empresas, administración pública y otros servicios de venta que, efectivamente, se traducían en un importante Valor Añadido Bruto y en el mantenimiento de muchos puestos de trabajo.

Precisamente, la importante y negativa afección que, previsiblemente, va a producir el cierre del aeropuerto en la actividad económica de municipios como San Javier, Los Alcázares o San Pedro del Pinatar, es lo que más preocupa al Grupo Parlamentario Socialista. Y este es el motivo por el que hemos registrado en la Asamblea Regional una moción, con la que pretendemos poner de manifiesto la ceguera del Gobierno regional al no haber considerado este asunto. Creemos que el PP ha hecho dejación de funciones al no prever las consecuencias del cierre de esta infraestructura y disponer las medidas necesarias para contrarrestarlo.

Todos esos municipios sufren, además, la precariedad del estado de la laguna salada y también han sido víctimas de los episodios de fuertes lluvias que, lamentablemente, les han hecho pasar por no pocas vicisitudes. Una situación indeseable a la que no es justo añadir ahora los perjuicios ocasionados por el cierre de unas instalaciones aeroportuarias muy rentables, que han prestado un extraordinario servicio desde 1967, cuando se autorizaron los vuelos civiles, y a las que han estado ligadas las condiciones de vida de muchas personas.

La iniciativa política es fundamental en la gestión de una Comunidad autónoma, y nunca hay que perder de vista que toda acción de Gobierno tiene repercusiones directas en las condiciones vitales de los vecinos y en las expectativas de las empresas de un determinado territorio.

Es por eso que, en el ejercicio de nuestra responsabilidad, los socialistas, liderados por Diego Conesa, hemos convocado a los representantes de los diversos sectores afectados y hemos escuchado sus sugerencias y desvelos. Nuestro afán es buscar fórmulas que impidan que decaiga la actividad económica en estas localidades emplazadas alrededor del Mar Menor, tan significativas para la Región de Murcia.

La extraordinaria respuesta de los representantes de los sectores afectados ha servido para recabar ideas interesantes, que constituyen el material necesario para conformar un Plan que ponga en valor nuestro potencial turístico. Esperamos que la próxima convocatoria electoral de mayo dé la oportunidad a un Gobierno socialista, encabezado por Diego Conesa como presidente de la Comunidad, de poder llevarlo a cabo. Porque el Gobierno del Partido Popular ya ha demostrado su absoluta falta de interés.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook