21 de enero de 2019
21.01.2019
La Opinión de Murcia
Murcia D. F.

Tomar las calles

Ballesta invita a los suyos a defenderse en la esfera pública de mediocres y necios y los socialistas hacen lo mismo para conquistar la Región

21.01.2019 | 04:00
Tomar las calles

Sorpresa. Nunca dos acontecimientos tan distintos por su contenido ideológico a priori y por sus protagonistas antagónicos podían causar la misma sensación al enfrentarlos y contraponerlos. El PP se reunía este fin de semana en comanda en Madrid para trazar el escenario y las ideas que defenderán de cara a las elecciones autonómicas y municipales; mientras, el PSOE se citaba en Puente Tocinos para entronizar a su candidato a la capital de la Región, José Antonio Serrano, que necesitaba de un empujón. Y allí estuvo Pedro Sánchez, presidente del Gobierno y secretario general de los socialistas, que se encontró con un auditorio masivo y entregado.

El actual alcalde de Murcia y candidato a renovar el cargo en las municipales, José Ballesta, hizo en su intervención de este fin de semana en Madrid un discurso duro, alejado del que dio en el Teatro Circo cuando fue presentado por Pablo Casado, el líder supremo de los populares. El que pronunció en el Circo estuvo en su línea, medido y comedido. Quizá un poco largo y repetitivo en sus 'estrofas' finales para acabar con un 'sí a Murcia, sí a España y sí al PP'. Incluso llegó a decirle al respetable y a Casado 'presidente, hay vida más allá del vocerío'.

Un mes después de ese comedido 'speech' en el Circo, Ballesta se ha descolgado con una arenga en clave podemita, incitando a los militantes del PP a salir a calle. Incluso sus colaboradores, lo han tomado como ejemplo para propagarlo en sus redes sociales. «Hemos de salir ahí fuera, a la calle, a defender que no nos vamos a callar ante el avance de los mediocres. Vamos a mostrar nuestro coraje ante la conjura de los necios», ha dicho el candidato y alcalde ante los populares en su quedada de Madrid.

Pocas veces se ha mostrado Ballesta tan decidido a luchar contra un enemigo que no nombró y que ha desatado especulaciones. A quién o a quiénes se refería. ¿A Vox?, ¿al PSOE y a Podemos? ¿A los independentistas? ¿O a todos al mismo tiempo? La falta de concreción carga el mensaje de un halo enigmático solo comparable a las respuestas que ofrece cuando se le pregunta si va a contar en el siguiente mandato con Roque Ortiz, el concejal que dimitió por los audios en enero del año pasado. Sin duda, el candidato parece que se ha radicalizado en un escaso tiempo en el que han pasado varias cosas. La más gorda, la perspectiva electoral del emergente partido de ultraderecha.

También Diego Conesa, delegado del Gobierno y candidato del PP a las autonómicas, y José Antonio Serrano, el cabeza de cartel de los socialistas en las municipales, invitaron al personal a tomar las calles, lo mismo casi que Ballesta, aunque con un lenguaje menos beligerante. «Hago un llamamiento a la movilización total. Os convoco a salir a la calle a conquistar esta Región, a explicar nuestro proyecto, a contar lo que los socialistas hacemos cuando gobernamos, y explicar el cambio que queremos». Por su parte, Serrano también se conjuró para tomar las calles y defender los derechos conquistados frente a los que quieren involucionar, en clara referencia a Vox. Parece que Serrano gustó a su parroquia, que albergaba ciertas dudas sobre la capacidad de seducción del candidato, demostrando que poco a poco puede convertirse en el cabeza de cartel que esperaban. Sus guiños a las mujeres y a los mayores convencieron al respetable y su invitación a parecerse a sus padres en cuento a combatir a la extrema derecha también hizo que el público empatizara con él.

Total, que van a faltar calles para tanta movilización y para tantas carpas y estand programáticos de los partidos que harán de Murcia y las principales ciudades de esta Región sus particulares campos de batalla. Ciudadanos lleva meses haciendo bolos por los pueblos y Vox desembarca cada fin de semana en los lugares más céntricos de la capital para darse a conocer. Ahora, se sumarán en masa PP y PSOE. Por nadie pase.

Cámara toma posesión sin Ballesta. El alcalde de Murcia, José Ballesta, no asistió hace un par de semanas a la toma de posesión de su antecesor en el cargo, Miguel Ángel Cámara, como miembro del Consejo Social del municipio, en una clara muestra de que le molesta cualquier cosa que recuerde un tiempo pasado que ha sido criticado por la gestión mejorable que se ha hecho de ciertos aspectos como el Urbanismo. Cámara, que ha sido absuelto en el juicio de Nueva Condomina y que fue alcalde durante cinco mandatos, se mostró encantado y se incorporó al órgano con absoluta normalidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook