09 de noviembre de 2018
09.11.2018
La Opinión de Murcia
ÚLTIMA HORA
El juez cita como imputado a Jorge Fernández Díaz por la Kitchen
La balanza inmóvil

9 de noviembre

08.11.2018 | 22:35
9 de noviembre

Muchas cosas ocurren hoy. La primera de ellas es que puedes recibir, como siempre sin tarjeta, un ramito de violetas. Si te sucede eso, haz como te aconsejaba Cecilia, cállate como un muerto/a que para eso estamos en el mes de los idem, no sea que los celos de tu pareja te estropeen el momento de sentirte querido/a anónimamente. Sé tan ingenuo/a como ella y disfruta del momento. Es decir, haz un carpe diem en toda regla, que para eso está el latín y tu inteligencia.

Lo segundo que se me ocurre celebrar en este día es la dedicación de la Archibasílica de San Juan de Letrán, catedral de Roma y sede episcopal del Papa. No en vano está grabada en la base de una de sus pilastras la frase «Cabeza y Madre de todas las Iglesias de la Urbe y del Orbe». Casi nada, para los católicos es la madre de todas las madres eclesiásticas. Por eso hoy es un día muy importante para la vida católica, apostólica y romana.

La tercera historia de este día, es la más 'in' de las últimas noticias de este nuestro país. Me refiero a la Virgen de la Almudena, que se celebra hoy en memoria de un muro que se derrumbó al paso de una procesión en acción de gracias, por haber pasado ya la invasión sarracena allá por el siglo VIII, apareciendo entre los escombros milagrosamente la imagen de esta Virgen. Y está tan de moda este templo madrileño porque no se sabe aún si Franco va a ser enterrado o no en él. Me decía una izquierdosa amiga mía que le parecía un disparate que fuera el único dictador que hubiese muerto en su cama. De esa cama de un hospital, donde la eutanasia probablemente estaba de vacaciones, más por intereses políticos, financieros o simplemente por morbo y frescura de vender unas fotos de Franco entubado y echo una calamidad. Que ya hay que tener el corazón empastado con yeso para comerciar con el dolor ajeno, sin ser de una cadena de televisión actual.

El Caso decía que lo llevaron, no a hombros muchos kilómetros como a Jose Antonio Primo de Rivera, sino en coche fúnebre hasta la Basílica donde habían trabajado condenados para su construcción. Ahora se critica mucho esto, quizás por los mismos que dicen que a los presos en vez de darles de comer gratis, que trabajen y se ganen su salario. Lo cierto es que pasados 43 años, como un buen licor, se decide parlamentariamente sacar los restos del dictador del Valle de los Caídos para enterrarlos en la Basílica de La Almudena de Madrid. Parece que la familia y la Iglesia estaban de acuerdo. Pero hete aquí que dice la vicepresidenta del Gobierno que el segundo del Vaticano coincide con ella, y por tanto con el Ejecutivo español actual, en que no puede estar un dictador en un sitio céntrico para ser venerado A todo esto, ese segundo del Papa desmiente que llegara a un acuerdo con la ministra, y ésta publica su conversación con el cardenal. Total, que estamos entre si Franco se va a quedar en el Valle de los Caídos (cosa improbable dada la Ley de Memoria Histórica, aunque la familia y los jueces, a lo mejor tienen algo que decir), en La Almudena para estar cerca de una plaza y un palacio, o se lo llevaran a Santurce para bajarlo por toda la orilla.

Independientemente del poco respeto que me produzca un dictador, el ser humano es de respetar siempre. Así que sea lo que sea, espero que el sentido común prevalezca sobre la venganza.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook