03 de octubre de 2018
03.10.2018
La Opinión de Murcia
Tribuna libre

Mascotas y responsabilidad

"Una Ley sin dotación presupuestaria difícilmente puede ser aplicada, por este motivo el Grupo Municipal Socialista de Murcia presentó una moción al pleno con el fin de exigir al Gobierno regional que esta norma se dotara económicamente y que se agilizara el desarrollo de la misma"

03.10.2018 | 04:00
Mascotas y responsabilidad

La Unión Europea adoptó en 2010 unas conclusiones sobre el bienestar de las mascotas, principalmente acerca de su cría y comercio en el mercado interior. Posteriormente, dentro de la Estrategia para la Protección y Bienestar de los Animales 2012-2015, se realizó un estudio sobre la situación de perros y gatos, aunque tras la publicación de la misma, la Comisión Europea no presentó iniciativa legislativa alguna.

La protección de los animales de compañía sigue siendo competencia de los Estados miembros. Sin embargo, a nivel nacional, la protección legal varía mucho mientras en algunos países los Gobiernos y las autoridades competentes lo ignoran por completo. Como consecuencia de ello, en toda Europa los animales sigue siendo víctimas de abandono, negligencia y abuso, como así lo han experimentado las organizaciones que forman parte del Eurogroup for Animals, las cuales trabajan denodadamente para detener las crueldades que sufren en demasiadas ocasiones.

Ya va siendo hora de que la UE asuma su responsabilidad.

El interés de los ciudadanos europeos ha ido en aumento y el 86% de los españoles está preocupado por el bienestar de los animales de compañía, considerando que se deberían proteger mucho más y mejor. Con estos antecedentes, en nuestro país queda en manos de las Comunidades autónomas las leyes sobre la protección de animales de compañía, así como las ordenanzas que cada uno de los Ayuntamientos decida elaborar.

La protección total y, sobre todo, la eliminación del sacrificio de animales que puedan entrar en los centros de zoonosis son la gran ambición que todos los amantes de los animales deseamos alcanzar.

Concretamente, en el ayuntamiento de Murcia estuvimos trabajando durante meses todos los grupos políticos, junto a protectoras, Colegio de Veterinarios, funcionarios municipales y representante de sanidad animal de la consejería de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca, durante meses para redactar la ordenanza municipal que regularía el bienestar y la tenencia responsable de animales. Estoy segura de que, después de su elaboración, todos los que integramos el equipo de trabajo podemos sentimos muy satisfechos con el resultado de esta ordenanza.

Sin embargo, quedó en agua de borrajas, ya que casi al mismo tiempo la Comunidad autónoma aprobó su Ley de Protección Animal, de rango superior a nuestra ordenanza y, por tanto, de obligado cumplimiento. Esta Ley, con objetivos mucho más altos e incluso duros, así como plazos mucho más cortos para poder llegar al sacrificio 0, no está dotada presupuestariamente, de manera que los Ayuntamientos están sumidos en un caos al verse forzados al sacrificio cero, mientras los centros de zoonosis se saturan de animales.

Debemos ser realistas, una Ley sin dotación presupuestaria difícilmente puede ser aplicada, por este motivo el Grupo Municipal Socialista de Murcia presentó una moción al pleno municipal con el fin de exigir al Gobierno regional que esta norma se dotara económicamente y que se agilizara el desarrollo de la misma.

Además, existe una realidad que no debemos obviar, que por mucha legislación que se apruebe, las Administraciones deben hacer un esfuerzo para concienciar a la población de que una mascota es un animal sintiente, por ello debemos ser conscientes de que tener una mascota conlleva una obligación y, al mismo tiempo, eliminar de nuestra mente que es un objeto que se pueda abandonar o maltratar por el simple hecho de considerarlo de nuestra propiedad. Por esto, las campañas dirigidas a la población concienciando de nuestra responsabilidad con las mascotas deben ser continuas.

Con sólo tres acciones como son el ´chipado´, la vacunación y la castración, podríamos eliminar prácticamente el abandono de animales y salvaguardarlos de las enfermedades más comunes, al tiempo que se protegería a la población de contagios que pudieran transmitir, y se reduciría la eutanasia en los centros de zoonosis. Si cumpliéramos estos requisitos se podría llegar al sacrificio de las mascotas en poco tiempo. Pero, además, las campañas de adopción de mascotas abandonadas siguen siendo una de las mejores armas para que los animales de compañía disfruten de un hogar. Todo esto debe ir parejo a la persecución y castigo de los delitos que se puedan cometer contra los animales.

Mientras las Administraciones asumen de forma inmediata su responsabilidad, nuestra sociedad debería estar concienciada del cuidado y protección de los animales. Y llegar a esto sería una de las cosas que haría que nuestra sociedad pudiera llamarse avanzada.
Mucho trabajo por hacer.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook