11 de julio de 2018
11.07.2018
De vuelta

Fútbol anquilosado

"Una suma de mediciones de juego debería decidir en lugar de ese albur único de la tanda de penaltis: posesión del balón, tiempo de juego en el campo contrario, tiros a puerta, córners, número de faltas, tarjetas amarillas, tiempo perdido?"

10.07.2018 | 18:49
Fútbol anquilosado

Propongo la sustitución punitiva, no voluntaria. Se aplicaría por todas estas incidencias: agarrar la camiseta del contrario, cortar ataque con falta táctica, pérdida de tiempo del portero, notoria simulación de lesión, falta de respeto verbal (al árbitro o a un contrario), etc. En esos casos, sustitución obligada. A la caseta el infractor, y entrada de nuevo jugador...

No, no me refiero a la estrategia del vetusto y españolísimo tiqui-taca, de por sí obsoleto. Me refiero al Reglamento del Fútbol. Un reglamento que favorece al mediocre, al infractor y al que no juega a ganar, obligación de todo deportista. En octavos, quien debió ser eliminada fue la URSS, que diga Rusia. Y lo fue, en cambio, España. Mal. Los penaltis son una suerte más del fútbol, no es justo concederles el criterio de eliminación. Una suma de mediciones de juego debería decidir en lugar de ese albur único: posesión del balón, tiempo de juego en el campo contrario, tiros a puerta, córners, número de faltas, tarjetas amarillas, tiempo perdido? Y así.

Terminado el tiempo de juego, los árbitros sopesan esa estadística y deciden ganador. Si es en sistema Copa, se decide quien pasa en la eliminatoria, y si es en Liga, el ganador se lleva un punto; el perdedor, nada. No es legítimo premiar con nada al que se aprovecha del reglamento.

Otra cosa que propongo es la sustitución punitiva, no voluntaria. Se aplicaría por todas estas incidencias: agarrar la camiseta del contrario, cortar ataque con falta táctica, pérdida de tiempo del portero, notoria simulación de lesión, falta de respeto verbal (al árbitro o a un contrario), etc. En esos casos, sustitución obligada. A la caseta el infractor, y entrada de nuevo jugador.

Debería prohibirse la advertencia verbal del árbitro. O tarjeta amarilla o nada. Vuelta a la expulsión cunado hay derribo de delantero encarando el gol. Golpes francos sin nadie, jugadores en el centro del campo. En resumen: favorecer la calidad y la excelencia. Y, más aún, 80% de posesión igual a gol. De esa manera, tendrían que salir de la cueva los aprovechados del reglamento. Nada de contemplar cómo Ramos se la cambia a Piqué. Y viceversa.

Tiempo que pasa, gol técnico en contra que se aproxima. Jugar a cualquier deporte es jugar a ganar, no a desesperar.

Y más aún. España fue eliminada porque el árbitro, y el VAR de Putin, se tragaron un penalti doble a Ramos y a Busquets. Abrazo del oso ruso, cayendo hacia atrás el defensa, por lo que parece que empuja el atacante.

A Brasil también le escamotearon un penalti claro: derribo al delantero, aunque haya perdido la pelota, es falta; en el área, penalti. Es el típico caso de 'llegar tarde', que se sanciona campo adentro. El VAR no sirve de nada si está atendido por belorcios. Sigo: diez faltas sobre un mismo jugador, penalti.

Devolver el espírtitu de la competición al fútbol, obligando al 'minor' a arriesgar, porque es obligación deportiva.

Eso será fútbol.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook