16 de abril de 2018
16.04.2018
Pensando en voz alta

Encuentro literario, ELACT

16.04.2018 | 04:00
Encuentro literario, ELACT

Vivimos unos momentos confusos o, deberíamos decir, de desvergüenza. Momentos en los que el prestigio de muchas personas y muchas instituciones está a un nivel más bajo que el propio suelo. Lógicamente, si la reputación de las instituciones ha bajado o desaparecido es por actuación de humanos. Humanos que con sus malos haceres, arrastran al lodo, no solo su honor, sino el honor de un despacho, una empresa o una universidad; y ese deshonor queda suspendido sobre los suyos, sobre su familia y herederos.

Por desgracia, nadie se acuerda de todo lo bueno que alguien ha hecho en la vida; se acuerda de aquello que hizo mal, por muy minúsculo que fuere. Por eso hay que actuar lo más diligentemente posible, hacer las cosas lo mejor que cada uno sepa procurando que las huellas que se vayan dejando sean señales claras y diáfanas; de tal suerte que cuando uno deje su actuación, aquel que tome el relevo lo haga con pleno conocimiento y claridad, sin oscurantismos ni dobleces.Si alguien en algún momento no actúa como es debido y personalmente sabe que ha dado un traspiés, le recomiendo que haga suyo los siguientes versos del prólogo del libro Vuelvo a encontrar mi azul, de María Teresa Cervantes: «Acepté la derrota: silenciosa sentencia/ y una lágrima honda que el corazón retuvo/ Era mi dignidad y me di por vencida». Hay personas que con su actuación diaria, con el bien hacer a lo largo de su vida, son tenidas en el recuerdo y los corazones de sus próximos cuando ocurre lo inevitable como la muerte. Y son éstos quienes validan su buena reputación. Tenemos en Cartagena un caso muy patente y querido, Lola Fernández Moreno (baluarte fundamental que fue de la Universidad Popular, entre otras actividades), fallecida en 2013. Su vida y su trabajo siguen en el recuerdo, da nombre, por ejemplo, a un concurso de microrrelatos promovido por el ELACT (Encuentro Literario de Autores en Cartagena). Concurso que este año llega a su sexta edición. El ELACT es un encuentro que tiene lugar cada año, próximo al Día del Libro, 23 de abril. Esta sexta edición tendrá lugar los próximos días 19, 20 y 21. Algo estarán haciendo bien quienes conducen este evento por cuanto que más de 1200 trabajos se han presentado a concurso.

¿Cuál es el programa de este sexto ELACT? Jueves, 19, en sesión de mañana se imparte un seminario titulado Las canciones tradicionales en el aula de educación infantil a cargo de la profesora Belén Martínez Fernández. En sesión de tarde, mesa redonda titulada Cartagena Literaria, coordinada por David Martínez Noguera, concejal de Cultura, en la que intervienen Antonio Marín Albalate, Alberto Soler, Isabel Hernández, Mari Carmen Rodal y Francisco Marín. Acaba la tarde con un recital de poesía: CARTAJOVESÍA, coordinado por Antonio Parra Sanz, y recitan Elena Trinidad, Hugo Cano, Francisco Vicente, Pablo Serrano, Anabel Úbeda, Mery Salem y Pablo Vizcaíno. Viernes, 20, sesión matutina, seminario a cargo del profesor Juan José Hernández Infante, titulado Los micromundos del cuento. Mesa redonda vespertina sobre Literatura de terror, coordinada por Javier Trescuadras, en la que intervienen Carmen Moreno, Carlos J. Lluch, Marta Junquera y Alberto Caliani. Rematamos la tarde con un encuentro literario con Jerónimo Tristante. Sábado, 21, en sesión de mañana, mesa redonda: Nos visitan desde Alcantarilla, coordinada por Paco Rabadán, intervienen: V íctor Mirete, José Antonio Jiménez, Sergio Llanes, José Antonio Sabater y Antonio Cano.

A continuación, clausura y entrega del premio del concurso de microrrelatos. Todas las actuaciones tendrán lugar en ISEN-Centro Universitario. Rematamos el día con cuatro encuentros con lectores en cuatro bares. Autores invitados: Fernando da Casa, Rosa García Oliver, Francisco José Segura y María Teresa Cervantes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook