02 de enero de 2018
02.01.2018
Pulso Político

Podemos: Aeropuerto 2018

02.01.2018 | 04:00

1. El Aeropuerto de Corvera (denominado oficialmente y con cierta sorna Aeropuerto Internacional de la Región de Murcia) nunca debió construirse, no solamente porque ha resultado una ruina para la ciudadanía, sino porque era absolutamente innecesario dada la proximidad del Aeropuerto de San Javier y del Aeropuerto de Alicante, ambos integrados en la red estatal de AENA. El Aeropuerto de Corvera fue un capricho muy caro de los gobernantes del PP.

2. El Aeropuerto de San Javier ha demostrado ser un aeropuerto en continuo crecimiento y exitoso, no habiendo ninguna razón económica que justifique su cierre. Además el hecho de estar integrado en la red estatal de AENA garantiza que sus hipotéticas pérdidas en un momento determinado queden compensadas con las ganancias de otros.

3. El modelo aeroportuario español es un modelo centralizado, en el que una empresa mixta con mayoría de capital público (51%), AENA, estructura la gestión aeroportuaria de un red de aeropuertos en los que su know how, su experiencia de gestión y su solvencia financiera combina la rentabilidad con la seguridad y la pervivencia de una red que presta servicios en todo el territorio. En este sentido, AENA es la garante del sistema público de transporte aéreo. El sistema puede ser mejorable, pero en última instancia es el control público de la empresa, ejercido a través de ministerio de Fomento el que sirve de tutela y conciliación de los intereses generales y los puramente mercantiles de optimización del beneficio y rentabilidad.

Por tanto, un aeropuerto en la Región de Murcia, integrado en la red pública de AENA viene a garantizar la inclusión de nuestra Región en un sistema de transporte público que otorga seguridad, calidad y rentabilidad. Dicho así, podría pensarse que estamos ante una quimera, pero el Aeropuerto de San Javier ha venido a demostrar en los últimos años que resulta posible aunar estos tres vectores con éxito. Ha sido reconocido como el mejor aeropuerto de los de su categoría en dos ocasiones y con más de un millón de pasajeros al año y beneficios en su cuenta de resultados, constituye una de las joyas de la corona de AENA.

4. El problema estriba en la incompatibilidad de dos aeropuertos tan próximos (entre Corvera y San Javier hay apenas 40 km.). El Gobierno regional e incluso AENA ha reconocido que abrir el Aeropuerto de Corvera supondría en cierre de San Javier. Por ello, Podemos Región de Murcia siempre ha defendido que, independientemente de su ubicación (San Javier o Corvera), nuestra opción es un aeropuerto público en la Región de Murcia y, por tanto, integrado en la Red de AENA y regulado por los Presupuestos Generales del Estado. Consideramos que esta es la única garantía real de que la ciudadanía no seguirá siendo esquilmada con más aventuras aeroportuarias y de que los trabajadores del aeropuerto de San Javier sean recolocados sin problemas.

5. Podemos Región de Murcia defendió un acuerdo multilateral entre el ministerio de Fomento (AENA), el ministerio de Defensa y la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia para que el Aeropuerto de Corvera fuera adjudicado a AENA, incluido en la red pública de transporte e incorporase un traslado ordenado de San Javier con plena garantía de los derechos de los trabajadores, del área comercial y de las compañías aéreas con slots vigentes en el aeropuerto marmenorense.

Pero de nuevo el empecinamiento de la nueva hornada de líderes populares, con Pedro Antonio Sánchez a la cabeza, y la defensa a ultranza del modelo privado discrecional (privado para los amigos) dirigió los destinos de Corvera hacia el concurso y con ello a la gestión privada, a la exclusión de aeropuerto regional de la red pública de transporte aérea y a buscar una competencia incomprensible con el único y rentable aeropuerto público de la Región.

6. El Gobierno regional apostó por la vía del concurso para adjudicar el aeropuerto de Corvera, una concesionaria que ha resultado ser finamente AENA. ¿Significa esto que el aeropuerto de Corvera estará dentro de la Red Estatal de Aena y regulado por los Presupuestos Generales del Estado? No, pues la concesión se la ha llevado una filial de AENA que gestionará el aeropuerto como un negocio privado. El resultado es el que todos conocemos, AENA se ha adjudicado el concurso ante la incomparecencia de otros postores (que asomaron únicamente al albur del interés depredatorio), pero lo ha hecho bajo la fórmula de aeropuerto privado y a fin de asegurar un ordenado desmantelamiento de su negocio en San Javier, a fin de poder derivarlo a otros destinos y sin tener la obligación de incluir Corvera en la red pública estatal.

7. En estas condiciones, el cierre del Aeropuerto de San Javier plantea un serio riesgo de que en la Región de Murcia terminemos sin disponer de un aeropuerto público. Además de que esto no ofrece suficientes garantías para el mantenimiento de los derechos de los trabajadores. Este caso puede terminar siendo el primer experimento de privatización aeroportuaria del PP. Los murcianos volveremos a ser conejillos de indias de un nuevo experimento en política de infraestructuras. AENA se sacude el servicio público en la Región de Murcia y lo pone en bandeja para vender el nuevo negocio a un tercero en el medio plazo

8. Podemos sigue insistiendo en la devolución de los más de 200 millones de dinero público del aval concedido a AEROMUR para abrir el Aeropuerto de Corvera y que sigue costando a los murcianos más de 15000 euros diarios. Recordemos que el empecinamiento en erigir el así denominado Aeropuerto Internacional en la Región de Murcia, a mayor gloria de los fastos inmobiliarios que acabaron protagonizando la crisis, condujo al gobierno regional a proyectar y ejecutar un aeropuerto, Corvera, que nació ruinoso y cuyo plan de negocio resultó tan inconsistente que la entidad concesionaria, AEROMUR, se desmarcó del mismo provocando la ejecución del aval prestado por la administración regional con un coste para las arcas públicas de 182 millones de euros, coste que se ha ido incrementando año a año.

Pese a las maniobras maquilladoras que siguen vendiendo la ventura de este aeropuerto, debemos parar unos momentos y analizar el pecado original de Corvera, que no es otro que el haber sido concebido como un aeropuerto privado, situado fuera de la red pública estatal.

Solo así se conciben las prácticas predatorias que sobre el mismo han practicado parte del empresariado murciano, la propia administración popular e incluso las empresas gestoras low cost que se han asomado a los concursos públicos a fin de tantear pelotazos al estilo aeropuerto de Castellón.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine