06 de junio de 2015
06.06.2015
Tribuna Libre

Portmán, diez años del 'no al sellado'. ¿Y volver a empezar?

La ‘diligencia debida’ que cabe esperar de las autoridades públicas está dejando en muy mal lugar a estos responsables ministeriales de Medio Ambiente que no han continuado con el proyecto de regeneración de la Bahía de Portmán. ¿A qué están esperando?

06.06.2015 | 00:08
Pedro Baños

Ayer, 5 de junio, se cumplieron diez años de la realización de la pancarta humana «No al sellado» que unas 2.000 personas formaron en la playa de Portmán para manifestar su oposición al sellado de la aterrada Bahía. Esta era la alternativa denominada «S1: Revestimiento con escollera», que consistía en mantener la bahía aterrada recubriendo su superficie con tierras calizas para inertizar las arenas amarillas que la ocupan y un posterior recubrimiento con tierra vegetal. La línea de costa se mantendría y se fijaría el talud con una malla de geotextil y una escollera a una profundidad de veinte metros, dejando esa escollera de coronación con una especie de paseo marítimo de unos quince metros de anchura que permitiese evitar los rebases de las olas en los temporales.

Esta era la solución más cómoda y fácil desde las perspectivas económica y ambiental; pero no era la más adecuada desde la perspectiva social. Esa ´deuda histórica´ de recuperación de la Bahía de Portmán, que todos los colectivos vecinales venían reivindicando, no quedaba satisfecha; por tanto, la sostenibilidad de esa opción de sellado, la alternativa «S1: Revestimiento con escollera» no era adecuada.

En mayo de 2005, un par de semanas antes, en una reunión en el Ministerio de Medio Ambiente (MMA) en la que participaron representantes de este ministerio, de la consejería de Obras Públicas de la Región de Murcia, del equipo de gobierno del ayuntamiento de La Unión y de los colectivos vecinales de Portmán y de los grupos ecologistas de la comarca, el MMA informaba de la dificultades ambientales y financieras del dragado de la bahía y expuso la propuesta del sellado, Alternativa S1, como la más viable, ambiental y financieramente.

Tras un prolongado debate, el representante de Ecologistas en Acción solicitó que no se diese por cerrado el tema definitivamente y que el Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas, Cedex, revisase la posibilidad de recuperar, al menos, la mitad de la Bahía, aunque sólo considerase la recuperación del puerto pesquero tradicional y no se contemplase la opción de un nuevo puerto deportivo. Los demás grupos ciudadanos apoyaron esa propuesta; las Administraciones local y autonómica no mostraron desacuerdo, aunque mantuvieron la necesidad de que se contemplase la creación de una estación náutico-deportiva. Finalmente, el secretario general para el Territorio y la Biodiversidad encargó al Cedex que preparase un documento desarrollando una nueva alternativa con los elementos sobre los que se había manifestado consenso. Se propone que el Cedex estudie una cuarta alternativa a las tres contempladas en la Memoria-Resumen que había elaborado, en el marco del convenio de colaboración para la realización de trabajos tendentes a la regeneración y adecuación ambiental de la bahía de Portmán.

Esta cuarta alternativa finalmente propuesta por los movimientos ciudadanos de la localidad sólo contemplaba la recuperación del puerto pesquero tradicional y no la construcción de un puerto deportivo.

El día 5 de junio de 2005, Día Mundial del Medio Ambiente, tras un proceso de recogida de firmas oponiéndose a la idea del sellado, se realizó esa concentración de casi 2.000 personas en la bahía de Portmán. Los asistentes formaron en la playa una pancarta humana con el texto «No al Sellado».

En este mismo acto se leyó la carta que sería enviada, junto a la fotografía aérea, a la Administración central, reivindicando la recuperación ambiental de casi la mitad de la Bahía de Portmán. El MMA aceptó incluir esa cuarta alternativa (S4) en el estudio que estaba realizando el Cedex. A finales del verano de 2005, los movimientos vecinales elaboraron una propuesta más detallada sobre la recuperación de la mitad de la bahía incluyendo el puerto pesquero tradicional; esa propuesta vecinal sirvió de base para el concurso de ideas para la regeneración de la bahía de Portmán, convocado por la comisión de seguimiento establecida en el convenio de colaboración firmado en enero de 2006 entre el MMA, la Comunidad autónoma y el ayuntamiento de La Unión para la recuperación y adecuación ambiental de la Bahía de Portmán.
En octubre de ese mismo año se anunció el primer premio del concurso al proyecto In situ; el segundo, al proyecto Portmán Jazz, y el tercer premio al proyecto Cero emisiones. Fuente: Exposición de Proyectos presentados al concurso de ideas.

En diciembre de 2007 el MMA sometió a información pública para evaluación de impacto ambiental el proyecto basado en la idea ganadora del concurso de ideas para la Regeneración y Adecuación Ambiental de la Bahía de Portmán en La Unión. El 11-02-2011 la secretarIa de Estado de Cambio Climático, en la reunión de la comisión de seguimiento celebrada en Portmán, anuncia la declaración de impacto ambiental (DIA) favorable del proyecto. En la DIA se recogía que hay que actuar sobre esa parte de la superficie, sobre las ´arenas amarillas´ que ocupan la bahía porque son fuente de contaminación que puede afectar a la gente que pasea habitualmente por allí.

Tras la aprobación definitiva (punto 53 Consejo de Ministros de 28/07/2011), y la licitación pública del proyecto en septiembre de 2011, todo el proceso de recuperación quedó paralizado a partir de enero de 2012 con la llegada de un nuevo equipo ministerial de Medio Ambiente. Han pasado casi cuatro años desde aquella aprobación por el Consejo de Ministros y no se ha avanzado nada. El actual equipo ministerial de Medio Ambiente parece que quiere enviar otra vez el mismo proyecto para que sea nuevamente aprobado por el Consejo de Ministros y ¡volver a empezar!

La ´diligencia debida´ que cabe esperar de las autoridades públicas está dejando en muy mal lugar a estos responsables ministeriales que no han continuado con el proyecto. ¿A qué están esperando?

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook