Recientemente se ha desarticulado en Valencia una de las bandas neonazis más activas y peligrosas de España. El Frente Antisistema pertenecía al Centro Thule y organizaban batidas contra ´moros´ y ´guarros´ en todo el país. Bueno, pues su jefe, que ya estaba siendo juzgado por tenencia ilícita de armas, y cuyo grupo fue calificado por la Guardia Civil como «próximo al terrorismo», ¡regentaba un centro de menores subvencionado por la generalitat valenciana!.. ¿Qué controles y qué criterios se siguen para realizar estas adjudicaciones?, ¿ser cuñado, sobrino, algo de alguien?, ¿ninguno?.. Más bien parece cosa de la ruleta rusa. Seguro, oiga€