El restaurante más famoso de la televisión volvió a abrir sus puertas en busca de nuevos solteros a los que unir en el amor. En esta ocasión, Nerea asegurando que "la gente me confunde con Julia Roberts" asegurando que "todo se debe a la sonrisa".

Desde su entrada al restaurante, la soltera no paró de piropear a Matías: "¡Pero qué guapo eres! Mucho más en persona que en la televisión", afirmaba Nerea. El camarero no sabía qué decir ante las palabras de la soltera, que tampoco supo que debía tomar antes de comenzar el encuentro con su cita: "No sé qué tomar porque el vino embrutece y la cerveza 'emputece', así que lo segundo", se decantó la recién llegada.

Matías no terminó de entender a que es lo que realmente quería la soltera y optó por sacar bino blanco, sin embargo, la propia Nerea le aclaró las dudas al camarero. Ante esta situación, Carlos Sobera bromeó con el joven por la pequeña confusión vivida: ¿Te has puesto nervioso?, se preguntaba el presentador. "Es que le has atacado de una forma tan directa...", aseguró Carlos Sobera.

El dating show le concertó una cita con Wonderly. Las primeras impresiones de la soltera no pudieron ser más positivas. "No tengo palabras", confesaba. "Creo que a Nerea le encanto, pero ella a mí muchísimo, está buenísima", afirmó el dominicano.

"Qué buen combo, tú cantas y yo bailo. También organizo eventos de baile a lo grande", aseguró Wonderly al conocer que ella se dedicaba a la música. En ese momento, la soltera abandonaba la mesa para sorprender a su cita como Cotton Candy para interpretar un tema de Rosalía.

La decisión final hizo que Wonderly quisiera tener un segundo encuentro con Nerea. El sentimiento fue mutuo y la soltera no pudo rechazar tener una segunda cita con su compañero de velada.