Pocos espectadores de Telecinco olvidan cómo fue la salida de Paz Padilla de la cadena. Primero desapareció de Got Talent, programa sobre el que la humorista dijo que no se había sentido 'apoyada' tras la muerte de su marido; luego, fue despedida de Mediaset a principios de 2022, lo que supuso su desaparición de Sálvame, el espacio que presentaba desde 2009. Sin embargo, la cadena se vio obligada a readmitirla por un acuerdo extrajudicial, aunque la gaditana rechazó volver.

Pese a ello, Paz Padilla ha regresado tras casi 10 meses de ausencia. Al menos, de momento, a los pasillos de Mediaset. Su despido del grupo de comunicación se dio, curiosamente, tras mantener en el programa de la tarde una gran bronca con Belén Esteban por un directo que la humorista había hecho en Instagram junto a María del Monte e Anne Igartiburu. En el vídeo, las tres hablaban de la pandemia.

La colaboradora de Sálvame interpretó que la cómica estaba enviando en dicho directo un mensaje negacionista en lo que se refiere a las vacunas contra el coronavirus, algo que la presentadora negó e intentó explicar, pero prácticamente no la dejaron al hablar por encima de ella. Acabó por abandonar el plató.

El encuentro de la presentadora y los colaboradores de Sálvame

Este martes, la actriz ha estado en las instalaciones de Mediaset, en las que se ha cruzado con Belén Esteban y Kiko Hernández, tal y como contaron los dos últimos en Sálvame. Ambos se quejaron, sorprendentemente dados los antecedentes, de que no les saludara en el momento del encuentro. Además, aprovecharon su presencia en cámara para revelar las pullas provocativas que habían lanzado en presencia de su excompañera.

"Cuando entro en un sitio y hay gente, yo saludo. Si no me saludan, no saludo. Teníamos unos cristales que eran como las cristaleras del Santiago Bernabéu", señaló Belén Esteban, a lo que Kiko Hernández añadió: "Una persona que da mil entrevistas a todas horas, diciendo que ella está solamente para dar amor y es un ser de luz, luego llega a maquillaje y no saluda a sus compañeros".

No cruzaron palabra con ella, pero sí entre ellos en clara alusión a la presentadora. "Yo le he preguntado a Belén, gritando: '¡¿Qué tal estás, Belén?!' y me dice ella: 'Muy bien, ya no estoy de los nervios', y le he dicho: 'Eso es por el ómicron'", comentaba el colaborador. En ese momento en maquillaje, Belén Esteban tampoco se calló: "Y yo he dicho: 'Estoy coja, pero estoy viva'".

Qué hacía Paz Padilla en Mediaset

Al parecer, Paz Padilla estuvo en Mediaset para grabar un programa piloto -cabe recordar que la compañía la readmitió-, según contó ella misma en sus stories, en los que no dio más información, aunque ya había comentado que estaban trabajando en la búsqueda de un formato en el que pudiera encajar.

Su ausencia en la cadena no significa que haya dejado de trabajar. De hecho, forma parte del reparto del taquillazo A todo tren 2, que es, de momento, la quinta película española más vista del año (y se estrenó el 2 de diciembre).

Las declaraciones de Jorge Javier Vázquez

Todo este mal ambiente se suma a las recientes palabras de Jorge Javier Vázquez en el podcast Querido Hater. El presentador aprovechó para dejar claro que no tiene "ninguna relación con Paz Padilla". "Vamos, ni quiero tenerla ni me interesa tenerla (...) Me la jugó varias veces, no quiero nada con ella", insistió.

El mayor encontronazo que se recuerda entre ambos presentadores en Telecinco fue el momento en el que la humorista dijo al presentador que "torres más altas han caído", refiriéndose a un posible declive profesional tras apreciar en él -a su entender- un comportamiento ególatra.