Belén Esteban está inmersa en su nueva faceta. La hemos visto de muchas formas, como colaboradora de Sálvame, como escritora... Ahora, está triunfando como empresaria con su nueva marca, 'Sabores de la Esteban'. Tras sacar primero su propio gazpacho y salmorejo, ahora se ha atrevido con dos productos más, la crema de verduras y las patatas fritas, ambos con ingredientes de la huerta murciana.

Belén Esteban se muestra feliz con sus nuevos éxitos. Ya en la presentación, donde se le veía pletórica aunque nerviosa, aseguró que había conseguido "la patata soñada". 'La princesa del pueblo', ha concedido su primera entrevista tras la salida a los supermercados de estos productos.

En ella, la colaboradora de 'Sálvame', ha asegurado estar "muy contenta e involucrada en el proceso" y que ha tenido que ir mucho a Murcia para ver el producto y dar con la receta ideal. Esteban busca distanciar su figura televisiva de la de empresaria, "mucha gente habla sin saber las cosas y eso me sienta mal" afirma.

Ante las criticas que la OCU ha dado a sus productos ella se limita a contestar que "lo he visto en las ventas que he tenido entonces estoy muy agradecida, pero yo de la OCU no puedo decir nada malo".

Su familia

No obstante, Belén Esteban no solo ha hablado de sus nuevos productos. También ha abordado el tema de su familia, de la que dice que "están muy orgullosos de mí". Sobre el papel de su marido ha señalado que "es importante en mi vida, pero yo también he puesto mucho de mi parte, ¿eh? Pero es verdad que Miguel me ha dado mucha estabilidad, sí, mucha. Yo antes de conocerle ya estaba cambiada, pero es verdad que me ha dado mucha estabilidad".

Sobre su boda ha asegurado que han hablado de volverse a casar pero que actualmente "se encuentra parado". Belén Esteban se encuentra feliz, "estoy pasando por un buen momento personal y profesional". También confiesa arrepentirse de cosas, pero, asegura, "¿de qué sirve? Es lo que hay. Yo miro el presente".