El actor catalán Lluís Homar considera "una casualidad" que, en la semana en la que se estrena la serie "Bajo sospecha" se encuentre rodando una película sobre desahucios con la cantante Sílvia Pérez Cruz, y que compagine el rodaje con sus actuaciones en el Teatre Nacional de Catalunya (TNC).

Homar, que interpreta al comisario Casas en la serie policíaca "Bajo sospecha" -que llegó este martes a las pantallas de Antena 3- se encuentra en un punto álgido de su carrera, con el rodaje en marcha del filme "Cerca de tu casa" y con la obra de teatro "L'Art de la comèdia", de Eduardo de Filippo, que dirige y protagoniza en el TNC.

"Es un buen día", ha resumido Homar a Efe al valorar sus múltiples trabajos para cine, teatro y televisión, pero advierte que en su profesión se suceden las "subidas y bajadas", aunque desestima probar otras facetas artísticas: "No pinto, no dibujo y pensar en escribir un guión me da pánico", bromea el actor.

El secuestro de una niña, en el momento de la foto familiar en el día en que hace la primera comunión con su hermano mellizo, es el punto de partida de "Bajo sospecha", que constará de ocho capítulos en los que cuatro policías, dos de ellos infiltrados, deberán esclarecer el caso.

Homar encarna al comisario Casas, que se hace cargo de una investigación que "se complica" porque "las únicas personas que estaban allí eran de la familia y no colaboran", ha adelantado el actor.

"Todos tienen algo que esconder, se trata de descubrir si eso que esconden está relacionado con el secuestro" y para ello el espectador "va descubriendo los perfiles de cada miembro de la familia y de los policías", explica Homar.

"Bajo sospecha" rehuye "las trepidantes persecuciones y los disparos" y, en cambio, tiene la voluntad de encontrar "otro punto de vista" y ser "una serie de atmósfera", ya que "el tema policiaco está muy trillado", ha reconocido Homar.