El Santuario de la Virgen de las Huertas abre sus puertas un año más, de la mano de Lorca Taller del Tiempo, a las visitas guiadas para dar a conocer la Iglesia, parte del Monasterio Franciscano y los restos del Palacio Califal que se hallan bajo él. El edificio en el que se encuentra la patrona de Lorca, la Virgen de las Huertas, se puede visitar acompañado por un guía profesional todos los primeros sábados de cada mes para conocer en profundidad el conjunto que actualmente ocupa este Convento Franciscano, cuyos orígenes se remontan a finales del siglo XV, pero que tras la importante riada de 1653 tuvo que ser restaurado, convirtiéndose en una de las construcciones religiosas lorquinas más sobresalientes.

Durante esta actividad se visitará la Iglesia para descubrir el conjunto de pinturas sobre los franciscanos que hacen alusión a los personajes relevantes de la Orden Franciscana, a la Virgen de las Huertas entroncada con la historia de la ciudad y al dogma de la Inmaculada Concepción, formando un ciclo pictórico único en la Región de Murcia, al mismo tiempo que se darán detalles sobre los trabajos de restauración del templo, aún por concluir, tras los seísmos sufridos en el año 2011.

También se podrá contemplar la escalera de la Tota Pulchra, situada en el interior del Convento, lugar de especial recogimiento y devoción de los padres franciscanos que aún conserva unas pinturas de singular belleza. Y para terminar la actividad, se visitarán los restos del impresionante Palacio Califal cuya construcción se sitúa a finales del siglo X, y que se encuentran bajo parte de la iglesia y el convento (conocida era la costumbre del rey Sabio de instalarse en baluartes islámicos, como ya hiciera en el Castillo de Monteagudo), recibiendo una completa explicación de los procesos de excavación que permitieron sacar a la luz estos importantísimos vestigios que en la actualidad permiten conocer un poco mejor el paso de la cultura musulmana por Lorca.