Anímate a probar esta frittata de calabacín. Queda jugosísima y con un sabor espectacular. Nos encantan estas recetas tan fáciles, resultonas y saludables. Gustan a toda la familia y se preparan sin ninguna dificultad. 

Ingredientes

1 calabacín grande o 2 medianos, 1 cebolla tierna, 3 patatas grandes, 6 huevos L, sal al gusto, 1 cucharada sopera de orégano y aceite de oliva para freír.

Elaboración

1. Corta las patatas ( sin piel ) en laminitas del mismo tamaño, la cebolla en juliana y el calabacín en rodajas ( con piel ) del mismo tamaño.

2. Fríe cebolla y patatas juntas y cuando estén casi hechas, añade el calabacín. Mezcla y cocina unos cinco minutos removiendo de vez en cuando.

3. Retira cebolla, patatas y calabacín a un escurre verduras para retirar todo el aceite y deja ahí unos 5 minutos.

4. Mezcla con los huevos batidos, sal y el orégano.

5. Retira todo el aceite de la sartén o cazuela y vuelve a poner los ingredientes dentro. Cocina a fuego suave hasta que la frittata comience a cuajar por los bordes. Luego mete al horno precalentado a 180 grados y hornea hasta que veas la superficie ligeramente dorada. ( Tapa con papel de aluminio las asas de la cazuela o sartén )

Retira del horno, deja templar y corta en porciones.