Situado en el Noroeste de la Región, el Parque regional de la Sierra de El Carche posee un gran interés biótico por las especies y comunidades presentes, geomorfológico y paleontológico. Destacan las comunidades de carrascal y el matorral de cumbres, y numerosas especies protegidas a nivel regional. Entre las más destacadas aparecen aves rapaces como el águila culebrera, el aguilucho cenizo y el búho real.

Se trata, sin duda, de un lugar a visitar y recorrer en la Región para los amantes de la bicicleta de montaña, y por supuesto a quienes guste disfrutar a pie de la naturaleza, ya que el Parque ofrece la posibilidad de realizar distintos recorridos. El ascenso hasta la cima de La Madama desde el albergue de la Peña es una alternativa llena de encantos naturales, que recorre el barranco de la Guarafia, pasando por el collado de Gaspar, el paraje de La Hoya de las Grajas y el collado del Pozo de la Nieve hasta el pico, y continúa por la Omblanquilla hasta la cima. Unos prismáticos serán esenciales para poder observar la fauna.

Datados varios yacimientos arqueológicos

Al norte y oeste del Parque encontramos varios asentamientos romanos, conocidos como villas, y un acueducto de la Romanía. En el Cabezo de La Rosa aparecen abundantes fragmentos de cerámicas medievales de vasijas y tinajas de gran tamaño, y la agricultura tradicional ha dejado en el espacio algunas construcciones tradicionales como los empedrados. Un elemento destacable dentro de la sierra es un Pozo de la Nieve del siglo XVII. Se encuentra en la umbría de La Madama. Actualmente este pozo es un mudo testigo de una actividad que resultó floreciente entre los siglos XVII y XIX.