El 30 de mayo de 1986, la edición de una imagen creada por Javier González Alberdi, en la que un grupo de jóvenes bailan y ríen, junto a una tarta de cumpleaños, anuncia el primer aniversario de la discoteca Trips (viaje), pionera en la organización de fiestas y eventos en La Manga. Alberdi será el diseñador habitual de la cartelería con la que la discoteca difunde sus propuestas y movidas para atraer y sorprender a sus clientes: Tripsolticio, De película, Islam noche, Haley’s Comet World Tour´86, Baños de Luna, Por Sevillanas, Tripspuma, TripsFermin, TripsColor, TecnoTrips… infinidad de productos gráficos, muchos de ellos realizados en serigrafía, que permiten a Alberdi desplegar una intensa creatividad, poniendo en juego numerosos registros: manipular imágenes, crear ilustraciones, jugar con collages y fotomontajes… a ritmo de vértigo.

La Trips, la cuidada imagen de la Trips, sería, durante muchos años, el ejemplo a imitar por todos los locales de ocio de la costa veraniega murciana. Aunque acabarán interviniendo distintos diseñadores, en la cartelería y la publicidad del local, son, sin embargo, los trabajos de Alberdi para la Trips algunos de los más recordados.

Formado como licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid, miembro de la agencia Tam-Tam, colaborador con fotógrafos como Paco Salinas y otras agencias de publicidad, González Alberdi realizaría una serie de memorables y provocadoras imágenes y carteles, mediada la década de los ochenta, para otros locales de ocio: la discoteca Vértice, el Café Continental, el bar Next, Los Claveles y la discoteca Barbus, de los que destacaremos: Semana de Pasión, creando cierta polémica al utilizar en este cartel el Ángel de Salzillo para El Varadero; Sed Golfos y Sed Golfas (que aquí reproducimos), un cartel que refleja de forma muy acertada la carga delicadamente sensual que impregna sus trabajos. Un cartel muy adecuado al texto: «Javier Alberdí, qué ironía», que publica La Muralla meses después de su fallecimiento, ocurrido el 27 de junio de 2001, truncando a los 44 años, una más que prometedora certeza en el campo del diseño gráfico: «Su labor como diseñador, fraguada a lo largo de la fructífera década de los ochenta, en pleno ‘boom’ del diseño nacional y sobre todo murciano, donde la definitiva ruptura democrática como culminación del anterior período de la transición, abre inimaginables expectativas en el campo de la comunicación visual, ha hecho posible que Alberdi nos haya legado un buen número de imágenes perturbadoras, bellas, que definen la juventud de toda una época».