La seguridad está de moda y cada año crece esa sana lucha entre playas de toda España por conseguir etiquetarse como la más accesible, es decir, aquella que mejor habilitada se encuentra para las personas que necesitan equipamientos extra que les faciliten el baño o su estancia frente al mar.

En tiempos de redes sociales y de valoraciones sentados frente a la pantalla, la sociedad Encasa lleva cuatro años lanzando una campaña para buscar, a través de las propuestas y votaciones de los usuarios, ‘la playa accesible de los fans’.

Cualquiera puede recomendar, plantear su candidatura o simplemente otorgarle un voto al día a su playa preferida. Actualmente ya cuentan con este título la playa de La Arena de Isla (Cantabria), la playa del Puerto de Sagunto (Sagunto, Valencia) y la playa de La Antilla (Lepe, Huelva), y este año se mantienen como candidatas por parte de la Región de Murcia siete de nuestras playas: Entremares y Galúa en La Manga; Bolnuevo en Mazarrón; Las Palmeras, El Espejo y Los Narejos en Los Alcázares y Puntas de Calnegre en Lorca.

Sin embargo, y puesto que esta iniciativa se trata de una campaña puramente social, con los datos oficiales de la plataforma de Murcia Turística hemos elaborado nuestro propio ranking de playas sin barreras en la apreciada Costa Cálida.

Satisfacción a medias

Caridad Avilés lleva a su hija Alba a bañarse habitualmente, siempre por la zona del Mar Menor. La joven tiene movilidad reducida y va en silla de ruedas, pero es la propia Caridad la que «sufre todos los días» el problema de llegar hasta el agua. Relata que aunque sí hay pasarelas, le parecen «escasas» y hay poco sitio para desplazarse con la silla especial. Explica que, cuando se vive con una situación así a diario, «las playas no están tan preparadas como parece». Comenta, además, la dificultad que le ocasiona encontrarse con piedras dentro del agua o con «las aceras y los bordillos levantados» en algunos paseos marítimos, lo cual entorpece su rutina de ejercicio frente al mar.

Caminar con ayuda de muletas dificulta en ocasiones la entrada al mar. Pilar Velasco lo padece este verano «de manera puntual», pero está siendo suficiente para darse cuenta de la accesibilidad de la zona. Ella es asidua al Mar Menor y explica que «el área de Los Alcázares no está mal, pero la playa es algo cortita» y cree que harían falta más rampas.

Recientemente, la Federación de Asociaciones Murcianas de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (FAMDIF) acudió a la zona para evaluar sus condiciones de accesibilidad. La inversión de la Consejería ha servido para dotar de nuevas zonas adaptadas a La Concha, Carrión, Manzanares, El Espejo, Las Palmeras, Los Narejos y Las Salinas.

PLAYAS ACCESIBLES

Mar de Cristal. Mar Menor. Cartagena

Tres aseos adaptados y grúa hidráulica

Entre Islas Menores y Playa Honda se atisba una línea de arena fina y dorada de algo más de un kilómetro de longitud: Mar de Cristal, valorada como una de las playas que mayor accesibilidad presenta. Además de contar con dos sillas anfibias y otros dos pares de muletas preparadas para el agua, presenta tres baños adaptados, vestuarios igualmente preparados para personas con movilidad reducida y duchas interiores adaptadas, así como zonas de sombra habilitadas para las personas que lo necesiten. Dispone, además, de grúa hidráulica para facilitar la transferencia del usuario de la silla de ruedas a la silla anfibia.

Villananitos. San Pedro del Pinatar

Con los beneficios de Las Salinas al alcance

En San Pedro del Pinatar se encuentra Villananitos, que dispone de dos sillas para facilitar el baño y tres pares de muletas anfibias. Rampa de acceso a la playa, vestuarios adaptados con camilla, baños especialmente habilitados y una pasarela de madera de dos metros con bordes laterales demuestran su eficacia como punto accesible. Para aquellos que acudan en coche, hay seis aparcamientos reservados a personas con discapacidad que se comparten con la playa de La Mota. Además, cerca se encuentran Las Salinas y la zona conocida como las Charcas, donde hay baños de lodo que se recomiendan para artrosis, reumatismos o fracturas óseas.

Barnuevo. Santiago de La Ribera

Sobresaliente en sillas y muletas anfibias

Barnuevo, Colón y El Castillico son tres de las playas pertenecientes a Santiago de la Ribera, en el término municipal de San Javier, que ofrecen a los veraneantes servicio de aparcamiento para minusválidos, rampas de acceso a la playa, pasarelas y baños adaptados, al igual que vestuarios adaptados y zonas de sombra. Uno de los puntos fuertes de estas tres playas urbanas de alta ocupación son la disponibilidad de varias sillas anfibias y de muletas adaptadas para facilitar el baño de aquellos con movilidad reducida (seis pares en el caso de Barnuevo y hasta siete en El Castillico).

Punta Calera- Los Narejos

Sin problemas con el coche

La podríamos llamar la playa de los artistas de brocha y pintura, ya que se extiende desde la Avenida Mariano Ballester hasta Pintor Delacroix. No son necesarias las rampas de acceso a la playa aunque sí cuenta con pasarelas de madera sobre la arena. Todos los días entre las 11.00 y las 19.00 horas hay profesionales de Protección Civil que ayudan al baño y que además dispensan sillas o muletas especiales a quienes lo requieran. Cuenta con aseos y vestuarios adaptados, así como facilidad de llegada en vehículo ya que dispone de diez aparcamientos reservados a personas con discapacidad.

Puerto de Mazarrón - Mazarrón

Dos meses de baño exclusivo

Uno de los puntos fuertes de accesibilidad de esta playa urbana de Mazarrón, que cuenta con una alta ocupación durante la temporada estival, es la disponibilidad de una zona de baño balizada específica para personas mayores y/o personas con discapacidad, que cuenta con toldo, pasamanos de acceso al agua y butacas en el interior del agua. Por otra parte, ofrece dos sombrillas adaptadas: una en la arena y otra en el mar, además de silla anfibia, aparcamiento reservado, rampa de acceso, pasarela de madera y dos baños adaptados. El calendario de ayuda al baño se extiende entre el 1 de julio y el 31 de agosto.

Cavanna - La Manga

Servicio asistido a turistas y vecinos

Los 700 metros de longitud de la Playa Cavanna es una de las zonas de La Manga a la que a menudo llegan autobuses con excursiones de turistas y grupos para pasar sus días de sol y mar. Para aquellos que lo requieran, se trata de una playa calificada como punto accesible que cuenta con aparcamiento para personas con discapacidad, pasarelas sobre la arena, vestuario adaptado dentro del baño habilitado y zonas de sombra adaptadas. Durante los tres meses de verano, personal de Protección Civil y Cruz Roja se van turnando para prestar silla anfibia o baño asistido a vecinos y visitantes.