'Cada 1 espacio para la reflexión', de Ana Cortils, muestra la espalda de nueve personajes. La instalación, ubicada en la Sala de Autopsias del antiguo Hospital Militar, cuenta con una serie de retratos, una sala circular oscura, un altavoz y una luz cenital roja. El altavoz, orientado hacia el cenit de la cúpula, reproduce cada 18 segundos el sonido de una gota de agua que cae suavemente. Visitas, de 16.00 a 19.30 horas.