In memoriam

Emotiva despedida de la Ambulancia del Deseo a su fundador, Kees Veldboer

La Ambulancia del Deseo rinde homenaje al legado de su fundador y su empeño por mejorar la vida de los pacientes y sus familiares

Kees Veldboer Saw, que destaca por su altura, junto a los voluntarios en Murcia.

Kees Veldboer Saw, que destaca por su altura, junto a los voluntarios en Murcia.

Los compañeros de la Fundación

Los grandes proyectos no empiezan en un despacho, son más bien fruto de un café entre amigos o, en nuestro caso, de unos quintos de cerveza en una noche de verano. El foro HURGE estaba en pleno crecimiento y buscábamos algo especial y diferente para una conferencia magistral. Nuestro principal objetivo era encontrar a una persona algo divergente y rebelde con ganas de cambiar el mundo y mejorar la vida de los pacientes y sus familiares. Una amplia lluvia de ideas nos llevo a comentar un documental de la BBC que hablaba de una fundación holandesa que ayudaba a los pacientes a cumplir sus deseos por medio de una ambulancia y su equipo de voluntarios.

Siempre hemos sido más locos que cuerdos, por lo que decidimos mandar un correo a un tal Kees Veldboer, presidente de la Stichting Ambulance Wens (Fundación Ambulancia del Deseo). Pronto recibimos respuesta a nuestro mail aceptando la invitación a venir a Murcia por parte de Kees. En 2018, pudimos contar con la visita de Kees e Ineke, su inseparable mujer. Ella siempre discreta en un segundo plano, pero trabajando de una manera inconmensurable. La charla de Kees nos dejó a todos enamorados… que bonito, que sencillez, que manera de unirnos a nuestra parte más emocional (también hubo muchas lágrimas). Era difícil no sentir ganas de levantarse de las butacas de aquel salón y salir a la calle a ayudar a tantas y tantas personas que lo necesitan.

Kees e Ineke pudieron conocer nuestro joven, pero ilusionante, proyecto de humanización de las urgencias. Tras unos días de congreso, hablamos con ellos y, de manera muy prudente, le consultamos la posibilidad de empezar en España con la Ambulancia del Deseo. Nos encantó oír su comentario que fue: «He visto lo que hacéis y el equipo tan bonito que tenéis y confío en vosotros para que os unáis a esta familia».

Una parte del equipo pudimos viajar a Holanda, a la sede de la fundación y estar una semana haciendo deseos junto a Kees, Ineke y el resto de voluntarios. Allí aprendimos mucho de la vida y de la muerte, de las emociones, de los ciclos de las personas, de los sentimientos y de lo necesario que es la humanidad hacia los pacientes y sus familiares en momentos de enfermedad o al final de la vida.

La Ambulancia del Deseo en España le debe mucho a Kees V. y a su mujer. Ellos han estado a nuestro lado en los momentos importantes: para hacer el primer deseo (el de nuestra querida Zoila), presentar las primeras ambulancias y, hace unos pocos meses, para presentar nuestra sede. El legado de Kees es enorme, desde el 2007 ha estado trabajando en la fundación todos los días del año. Sí, todos los días, de lunes a domingo. Ha conseguido que la fundación llegue a 15 países a lo largo de todo el planeta, con más de 16.000 deseos cumplidos. 

Pero lo más destacable era su sencillez y entrega. Él no quería dirigir nada a nivel internacional, quería ir a su sede en Rotterdam a coger el teléfono para escuchar los deseos y salir en una de las seite ambulancias que allí cada día salen a ayudar a los pacientes. Kees era de esos líderes sencillos, cercanos y amables que daban lecciones con su ejemplo más que con sus palabras. 

Aunque estamos aún muy tristes, sabemos que el mejor reconocimiento que podemos hacerle es que sigamos aún con más ímpetu ayudando a cada persona y familia que lo necesite. Hasta pronto amigo, ha sido un placer que la vida nos haya regalado este tiempo juntos, te queremos.