Navidad es sinónimo de tiempo en familia, regalos y grandes cenas y comidas. En estas comilonas no pueden faltar los postres navideños y en la Región de Murcia hay que se ha ganado su fama a pulso. Se trata de los cordiales, cuyo ingrediente fundamental son las almendras y el cabello de ángel.

Su origen se encuentra en las cocinas de los conventos, ya que han sido un dulce elaborado típicamente por monjas para ser vendidos y recaudar con ellos dinero para sus instalaciones.

Además, los cordiales se encuentran en el 'top 3' de dulces navideños favoritos por los murcianoscordiales, seguidos por las tortas de Pascua y el roscón de Navidad.

Si quieres sorprender a tus comensales esta Navidad, aprende a preparar los cordiales con esta receta:

Ingredientes para cuatro comensales

-1 kg de almendras

-1 kg de Calabaza

-800 g de azúcar

-9 huevos

-1 kg de cabello de ángel

-Raspadura de 1 limón

-5 láminas de obleas

Modo de elaboración

Paso 1: Elaborar el cabello de ángel

Se trocea la calabaza y se le extraen la pulpa, que se cuece y cuando esté a medio cocer, se escurre y se le quitan las semillas.

El preparado se vuelve a poner en el agua con azúcar y se deja hasta que alcancen su punto. Las hebras deben quedar densas y pegajosas. No obstante el cabello de ángel se vende ya elaborado y este paso se puede evitar.

Paso 2: Elaborar el mazapán

Las almendras se pelan y se limpian en agua caliente, para hacerlo más fácilmente. Luego se pican y se secan. Se ralla el limón.

En un bol batimos bien los huevos, agregamos la almendra picada, el azúcar, la raspadura de limón hasta formar una masa homogénea.

Paso 3: Formar los cordiales

Se coloca una lámina de oblea sobre la bandeja de hornear.

Se cogen porciones pequeñas de la masa y se aplastan sobre la oblea. Con un dedo se hace un pequeño agujero y en el centro se sitúa una porción de cabello de ángel.

Luego se cierra con otra capa de la masa de almendras, quedando el pastel en forma de cono.

Se espolvorea un poco de azúcar glass.

Paso 4: Hornear

Se precalienta el horno unos diez minutos. Se introducen las bandejas con los pastelitos. Se dejan hornear una media hora a temperatura de 180º.

Se retiran, se cortan las obleas ajustándose al perímetro de la masa y se dejan enfriar.

Presentación en mesa y acompañamiento

Según la sección de gastronomía de la web de la Región de Murcia, es necesario consumir los cordiales en los "cinco días posteriores a su realización, ya que al tener un contenido muy húmedo, se estropean con el paso del tiempo, reblandeciéndose y perdiendo el dulzor".