CONFERENCIA SECTORIAL ESTE MIÉRCOLES

Abascal propondrá a la cúpula de Vox romper todos los gobiernos autonómicos con el PP

El líder de Vox insiste en su amenaza y deja claro que si los populares no ponen resistencia a la derivación de menores que se acuerde el miércoles, abandonarán los ejecutivos regionales

El líder de Vox, Santiago Abascal, durante la rueda de prensa del partido.

El líder de Vox, Santiago Abascal, durante la rueda de prensa del partido. / Javier Lizón

Del farol de hace unos días a un órdago que parece tomar cuerpo. El presidente de Vox, Santiago Abascal, propondrá esta tarde ante la cúpula del partido romper todos los pactos de gobierno autonómicos con el PP al considerar que el acuerdo de las comunidades sobre el reparto de menores inmigrantes no acompañados no les deja otra salida. La situación de casi 6.000 niños y adolescentes en Canarias es límite y las autonomías deben decidir si aceptan la derivación  hacia sus territorios. Lo que dijo el máximo dirigente de Vox es claro: los gobiernos que “no utilicen los medios políticos y legales para evitarlo” se romperán.

Después insistió en su respuesta: “No vamos a aceptar ningún tipo de reparto”. La situación de los socios de coalición en varias autonomías se complica porque el PP, como publica este periódico, está dispuesto a aceptar el reparto de menores que se pacte, defendiendo la “solidaridad” de todas las autonomías de España con Canarias, que además gobiernan con Coalición Canaria. Otra cosa es la reforma de la Ley de Extranjería a la que el PP se opone.

Pero Vox no quiere que sus autonomías acepten el reparto de menores y afirman que no lo consentirán y que dejarán los ejecutivos autonómicos si eso ocurre. “Si el PP acepta el reparto, será colaboracionismo. Vamos a pedir que se hagan recursos, que se trate de impedir”, continuó Abascal en rueda de prensa.

La rotundidad de sus palabras fue taxativa: “Si el PP en alguna de esas regiones quiere sentarse a pactar con Sánchez que nos lo diga, no es un problema. O sí. Pero que nos lo diga ya. Abandonaremos esos gobiernos.No seremos cómplices de los machetazos y las violaciones”, dijo, insistiendo en que “la mayoría de violaciones, robos y machetazos casi siempre se producen a manos de los mismos, los ilegales que el PP y el PSOE insisten en traer a España”.

Desde hace días Abascal ha subido el tono con Alberto Núñez Feijóo, al que acusa de contribuir al “efecto llamada” y le sigue reprochando la regularización de los 500.000 migrantes residentes en España que hace unas semanas el Congreso aceptó con los votos de populares y socialistas. “Nosotros no vamos a colaborar con la estafa de la dirección nacional del PP”, recalcó Abascal una y otra vez.

Francia y el grupo europeo

Abascal también sacó pecho del resultado de su socia en Francia, Marine Le Pen, a pesar de que finalmente el cordón sanitario contra la ultraderecha funcionó en el país vecino. El líder de Vox, sin embargo, puso en valor el crecimiento en votos de RN (Agrupación Nacional de Le Pen) y advirtió de que Macron “se ha equivocado” eligiendo “a los comunistas y a la alianza antisemita e islamista” y avanzó que en España “Feijóo tendrá que tomar la misma decisión”

También se refirió al paso de sus seis eurodiputados al grupo de Patriotas por Europa del húngaron Víktor Orban tras abandonar el de Conservadores y Reformistas de Giorgia Meloni. “Hemos elegido el grupo más claro de oposición al pacto de socialistas y populares”, dijo Abascal, insistiendo en que su relación con la primera ministra italiana sigue “intacta”. Sus esfuerzos por demostrar que nada cambia entre ellos quedaron claros ya el viernes cuando, tras confirmar su marcha a Patriotas por Europa, colgó una fotografía junto a Meloni en sus redes sociales.

Además, Abascal siguió recalcando que “no pierde la esperanza” de que haya finalmente un grupo de todas las fuerzas de ultraderecha en la Eurocámara. “Apostábamos claramente por la creación de un gran grupo soberanista y de patriotas y esa esperanza sigue intacta”, remarcó.