El sector sanitario asturiano está de luto. El fallecimiento, con tan solo 26 años, de un auxiliar de enfermería del Hospital de Jove ha golpeado a sus compañeros. Pablo Riesgo había pasado el covid tras contraerlo durante la segunda ola. Aunque salió con secuelas de su dura lucha contra la enfermedad, la causa de su fallecimiento aún no está clara y se está investigando.

Pablo Riesgo estuvo en noviembre 12 días ingresado a causa de una neumonía bilateral, por la que requirió aportes de oxígeno, originada por el nuevo coronavirus. Sin embargo, hace semanas que ya le habían dado el alto por la enfermedad.

De hecho, se llegó a reincorporar a su puesto de auxiliar de enfermería en el servicio de Urgencias del Hospital de Jove. Sin embargo, tal y como ha podido saber este periódico, a principios de esta semana empezó a encontrarse mal y tuvo que ser ingresado en el mismo centro en el que trabajaba.

Más tarde, dada su gravedad, tuvo que ser derivado al HUCA, donde ingresó en la UCI sin un diagnóstico claro. Su empeoramiento fue muy rápido y a primera hora de esta mañana se confirmó su fallecimiento.

La noticia ha golpeado al entorno sanitario y, sobre todo, a sus compañeros del Hospital de Jove, que mañana se concentrarán en su memoria a las 14.30 horas en el aparcamiento de la puerta principal del centro hospitalario gijonés.