El presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, ha pedido el confinamiento de toda la población de Cataluña, 7,5 millones de habitantes, para frenar la propagación del coronavirus, con el objetivo de que nadie entre ni salga de la región, que ya suma 509 afectados por la pandemia.

"La evolución de los contagios nos exige ser más drásticos", ha afirmado Torra, que ha comparecido a las 20:30 horas en el Palau de la Generalitat para anunciar esta nueva medida para combatir el coronavirus.

El anuncio del gobierno catalán llega mientras el conjunto de España se prepara para entrar, por segunda vez en democracia, en estado de alarma, una medida excepcional que formalizará este sábado el Consejo de Ministros.

"Creemos que nos tenemos que anticipar a una evolución demasiado rápida de la enfermedad en nuestro país y por eso creemos que hay que confinar toda Cataluña. Se trata de restringir las entradas y salidas de todo el país. Creemos que hace falta dar un paso adelante (...) Estamos preparados para hacerlo, tenemos capacidad para hacer efectivo el confinamiento", ha dicho Torra.

Para asegurar que nadie entra ni sale del territorio catalán, el president ha pedido la colaboración del Gobierno que preside Pedro Sánchez para controlar el movimiento en las infraestructuras dependientes del Estado, como puertos, aeropuertos y trenes.

"Tenemos que ser solidarios con nuestros vecinos, nuestras familias, nuestros amigos y todos nosotros", ha subrayado Torra, que ha pedido un "esfuerzo" a los ciudadanos para evitar cualquier desplazamiento que no sea imprescindible.

Confinamiento masivo en Murcia

Además, el Gobierno de Murcia ha decretado el confinamiento en el litoral de la comunidad, una medida drástica para tratar de frenar el coronavirus que afecta a una población de 376.000 personas de los municipios de Cartagena, San Javier, San Pedro del Pinatar, Los Alcázares, La Unión, Mazarrón y Águilas, en los que no habrá "libertad de movimiento" y se cerrarán todos los negocios a excepción de comercios de alimentación y farmacias.

Torra anuncia el cierre total de Cataluña

El presidente de la comunidad autónoma, Fernando López Miras, ha convocado una rueda de prensa de urgencia para anunciar esa medida que, según ha dicho, se ha visto obligado a tomar por la "irresponsabilidad" del gran número de personas procedentes de la Comunidad de Madrid que se han tomado la cuarentena como unas "vacaciones".

Además, ha advertido de que las medidas se podrían ampliar a otras zonas de la Región si continúan las actitudes irresponsables y no se cumple con las recomendaciones de mantenerse aislados y evitar las salidas que no sean fundamentales.

Solo se podrá entrar y salir en los municipios afectados por la medida por motivos laborales o sanitarios y, dentro de esas localidades, los desplazamientos se limitarán a la compra de alimentos o medicamentos o a recibir atención sanitaria.

Los establecimientos que no vendan alimentos o fármacos se cerrarán al público y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado establecerán controles para asegurar el cumplimiento de la medida, que entrará en vigor hoy mismo, con la publicación de un decreto que está ultimando el ejecutivo autonómico.

El presidente ha insistido en que "no todos han demostrado una conducta sensata y responsable", por tanto, "lo que eran llamadas al sentido común y a la responsabilidad ahora se tienen que convertir en medidas mas drásticas".

Se ha referido directamente a los centenares de madrileños que tienen una segunda residencia en los municipios costeros y que se han desplazado hasta aquí, y ha señalado el caso de un hombre de 88 años que ya había desarrollado la enfermedad y aun así se desplazó a la región en tren y actualmente está ingresado en la UCI del hospital Los Arcos.