El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha asegurado este viernes, en la recta final del discurso de su despedida, que se va como líder, pero que eso no significa que abandone el partido. "Me aparto, pero no me voy", ha aseverado, tras puntualizar que espera que se interprete "bien" esta afirmación.

En esta última intervención, Rajoy querido dejar claro también que, por supuesto, será "leal" y ha apostillado: "Todos sabéis que yo sé lo que es ser leal", en estos días en los que tanto se han reprochado por parte del partido las críticas que ha tenido el expresidente José María Aznar hacia su gestión.

Rajoy ha explicado que no podría irse del partido porque se ha dejado "mucho más de media vida" en él, por lo que seguirá en el PP aportando lo que se le pida desde esta formación política, pero "lejos de los focos y de la primera línea" de la política.

Rajoy ha evitado sugerir ningún apoyo a los candidatos a sucederle en el partido y ha defendido su gestión al frente de la formación y del Gobierno en su discurso de despedida.

En el congreso extraordinario en el que se decide su sucesión entre Soraya Sáenz de Santamaría y Pablo Casado Rajoy ha dicho que, aunque deje de ser el líder del partido, "es un honor ser militante del PP" y seguirá siéndolo "siempre".

Rajoy, que ha iniciado su intervención tras un largo aplauso de los presentes, ha reconocido que no es un discurso "fácil" para él, porque "no es fácil despedirse cuando se han compartido tantas cosas durante tanto tiempo" ni dar las gracias cuando "se tiene tanto que agradecer".

Rajoy reivindica su labor frente a los independentistas y la crisis económica

Rajoy reivindica su labor frente a los independentistas y la crisis económica. Vídeo: EFE

Ha añadido que han sido tan "innumerables" los gestos de apoyo que ha recibido durante todos estos años que por mucho que diga hoy en su discurso de despedida sabe que se quedará "irremediablemente corto", tras lo que ha asegurado que siempre seguirá siendo militante del PP.

Rajoy ha reivindicado como patrimonio de su partido la recuperación económica que ha experimentado España durante su mandato, al que llegó con la peor crisis económica de los últimos años.

"No es que la hayamos corregido un poquito, la hayamos aliviado, no. Le hemos dado la vuelta por completo, y esto está en el haber del Partido Popular", ha señalado.

En su último discurso como presidente del PP durante el XIX Congreso del partido, Rajoy ha recordado que su gestión al frente del Ejecutivo ha permitido la creación de 2,8 millones de puestos de trabajo o que hoy haya 19 millones de afiliados a la Seguridad Social.

"Nadie habla de ello ahora", ha reconocido Rajoy, quien ha aventurado que quizá sea "porque molesta reconocer que son consecuencia de la buena gestión".

Entre los aplausos de los compromisarios y dirigentes del PP que han seguido su discurso, Rajoy ha recalcado: "Hoy podemos decir con legítimo orgullo que España está mucho mejor que cuando llegamos al gobierno".

"Nos sobra razón para decir que dejamos una España mucho mejor que la que nos encontramos. Incomparablemente mejor", ha añadido.

Defensa de la gestión frente al independentismo

Igualmente, Rajoy ha reivindicado la labor de su Ejecutivo para hacer frente a los independentistas catalanes y a la crisis económica y ha asegurado que el PP ha salido del Gobierno dejando una España "incomparablemente mejor".

En su discurso ante el Congreso del partido en el que se elegirá a su sucesor, Rajoy ha asegurado que su Gobierno supo arbitrar fórmulas y "se hizo bien" ante el desafío de los independentistas en Cataluña.

Así cree que lo demuestra el hecho de que quienes lo protagonizaron están en prisión o huidos, y ninguno, entre los que ha citado expresamente al expresident Carles Puigdemont, ha vuelto a ejercer las responsabilidades que pretendían "por mucho que lo hayan intentado".

"Cataluña no se independizó y no porque no lo intentaran. No hemos necesitado alharacas ni gesticulaciones; nos ha bastado con la ley y aplicamos el 155, el que algunos decían que no se podía aplicar y ahora parece que lo han inventado ellos", ha subrayado en referencia a Ciudadanos.

Los españoles, ha señalado, quieren sentirse respaldados por un partido que les represente y ese partido es el Partido Popular.

Cospedal reivindica el "centro derecha"

Antes, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha replicado al expresidente del partido José María Aznar, sin citarle expresamente, que ellos representan al centro derecha y "no tienen que reiventarse" en ninguna parte.

Casado, en pie para aplaudir a Cospedal mientras Santamaría permanece sentada

Casado se pone en pie para aplaudir a Cospedal mientras Santamaría permanece sentada. Vídeo: Agencia ATLAS

Durante su última intervención como secretaria general del PP, Cospedal ha aludido así a las afirmaciones que hace unos días hizo el exjefe del Ejecutivo cuando se dirigió a los dos aspirantes a liderar el PP, Soraya Saénz de Santamaría y Pablo Casado, para advertirles de la necesidad de refundar el centro-derecha y el PP.

Ante el plenario del XIX Congreso del PP donde ha presentado su informe de gestión, Cospedal ha puesto en valor las siglas del Partido Popular apostando por un discurso que conecta "con la vida diaria".

Según ha dicho, de este cónclave el PP tienen que salir "unidos y fortalecidos", recordando que la mayoría de los españoles lo que busca está en ese espacio de centro derecha.

Los españoles, ha señalado, quieren sentirse respaldados por un partido que les represente y ese partido es el Partido Popular.

Elogios a Rajoy

Por su parte, el presidente de la comisión organizadora del Congreso del PP, Luis de Grandes, ha abierto este viernes el cónclave que elegirá al sucesor de Mariano Rajoy al frente del partido con grandes elogios al expresidente del Gobierno. "Presidente, no quitaré tu retrato de mi mesa de trabajo", ha afirmado cosechando una cerrada ovación del auditorio y logrando emocionar al propio Rajoy.

El Congreso ha arrancado este viernes en el hotel Auditorium Marriot de Madrid con la presencia de más de 3.000 compromisarios que este sábado votarán entre Pablo Casado y Soraya Sáenz de SantamaríaSoraya Sáenz de Santamarí para presidir el partido.

Rajoy ha recibido el primer aplauso al entrar en el plenario, donde ha recorrido el espacio desde la entrada hasta la primera fila que ocupa entre numerosos saludos de los compromisarios, muestras de respaldo y cuantiosas fotografías.